Publicado: 21.01.2014 19:16 |Actualizado: 21.01.2014 19:16

Educación recula y reconoce que Europa sí beneficia a España con las becas Erasmus

Gomendio asume el incremento de presupuesto por parte de Bruselas y asegura que el Ministerio garantizará que se mantengan los 40.000 becarios actuales, a pesar del recorte presupuestario. La estancia en el extranjero se limitará a un semest

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha reconocido hoy que España sí sale beneficiada en el nuevo reparto de presupuestos europeos para las becas Erasmus. Después de la polémica surgida en los últimos meses entre Bruselas y el departamento que dirige José Ignacio Wert, hoy su número dos ha ratificado que los 53,4 millones que Europa destinará a las ayudas españolas en 2014 suponen un aumento del 4,3%. Y con ello, ganan los universitarios beneficiarios, pero también los alumnos de FP, los de formación permanente o los profesores que quieran formarse en el extranjero. 

"El nuevo criterio de reparto de los fondos europeos beneficia a España, pero no tanto como a otros países", asumió Gomendio, casi entre dientes, en una rueda de prensa. "Nuestro presupuesto se incrementa un 4,3%, pero este incremento es inferior al de otros países como Alemania o Italia, donde el aumento es superior al 20%", se quejó [ver cuadro inferior, extraido de la nota de prensa del Ministerio de Educación]. 

Ello se debe a la nueva normativa del programa Erasmus +, que reparte los fondos europeos, principalmente, en función de la población total de cada país, en lugar de por el número de universitarios en Educación Superior, como hasta ahora. En un principio, el Ministerio aseguró que este cambio perjudicaría a España, aunque tras el consiguiente enfado de Bruselas, el propio Wert pidió perdón argumentando que la confusión se debió a un "error de comunicación"

Al margen de la polémica, todavía se desconoce la situación en la que se encontrarán los beneficiarios de estas becas el curso que viene. Gomendio ha explicado este martes las nuevas especificidades europeas, que permitirán sufragar las ayudas de unos 30.000 alumnos universitarios, aproximadamente. Para los 10.000 restantes —que son los que completarían la cifra de las 40.000 movilidades que contabiliza España de media en los últimos años—, Educación elaborará una "bolsa" que permita becarles, aunque quizá no con las mismas cuantías que los que reciban la ayuda europea. "La cantidad no será, en ningún caso, inferior", prometió la número dos del departamento. Sin embargo, no especificó cuál será ni en qué condiciones se realizará con este nuevo sistema.

Hasta ahora, la beca Erasmus se componía de dos o tres partes: una aportada por Europa; otra, por el Ministerio; y, en algunas comunidades, otra por la Administración regional. Ahora, simplemente, habrá 30.000 alumnos becados por Bruselas y 10.000 por Educación. Las cuantías que reciba cada uno aún están por cerrar definitivamente.

Entre las nuevas condiciones implementadas por Europa se encuentra el establecimiento de una horquilla de entre 200 y 400 euros al mes por cada alumno. "Cada país debe decidir dónde se sitúa", especificó Gomendio. En España la cantidad media (elegida por el Ministerio pero aportada por Europa) será de entre 200, 250 ò 300 euros al mes por alumno, en función del lugar de destino. Para los alumnos con rentas más bajas, se destinará una cantidad adicional de 100 euros al mes por movilidad, así como para los procedentes de las "regiones periféricas" como Canarias, que recibirán una cuantía total de entre 650 y 750 euros al mes. Según la secretaria de Estado, el Ministerio no volverá, tampoco, a su idea inicial de limitar su parte de las ayudas Erasmus sólo a quien haya recibido una beca general el año anterior. Y, en cuanto a las bolsas de Educación, Gomendio asegura que las cuantías "no serán inferiores a las europeas", aunque no define la cifra exacta que recibirá cada alumno al mes.

El presupuesto de Educación para el Erasmus + el próximo curso se reducirá de 34 millones a 18

Por otro lado, la duración de la estancia se limitará a un semestre "para adaptarlo al sistema Bolonia [en el que las asignaturas se distribuyen semestralmente]", aunque esta decisión puede ser "prorrogable". Este es otro de los cambios introducidos de cara al curso que viene y que suponen, en cierta medida, un recorte en las becas. De hecho, esta podría ser la medida que le sirva a Wert para justificar la reducción presupuestaria que su departamento prevé para el curso que viene. Si en este 2013-2014 Educación destinó 15 millones de euros a estas ayudas, más los 19 millones adicionales prestados por Montoro, para el programa Erasmus+ "para el siguiente curso" el Ministerio destinará sólo "18 millones de euros".

"Antes la estancia media era de unos seis meses y pico; ahora, preferentemente, de un semestre", explicó la secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades. E incidió en que puede haber excepciones, si las Universidades deciden que, por una causa justificada, sufragan el alargamiento de la estancia, o bien, si deciden compensar el ahorro que supone que un alumno se vaya sólo tres meses para que otro se vaya nueve, por ejemplo.

La cuantía que reciben las propias  Universidades en concepto de gastos de "gestión y administración" también se ha visto incrementada por la Comisión Europea. Así, según Gomendio, las entidades que tramiten entre una y 100 movilidades recibirán 350 euros por participante y las que gestionen más de 100 becas, 200 euros por cada una de ellas. En total, esta parte del presupuesto pasa de cinco a 12 millones de euros. La parte de las ayudas de movilidad que recibirán los alumnos de Formación Profesional se han incrementado "un 24%", aunque Gomendio no quiso ofrecer datos todavía de cómo se redistribuirá ese aumento entre los futuros becarios.