Publicado: 03.12.2013 10:38 |Actualizado: 03.12.2013 10:38

Educación utiliza el informe PISA para justificar la ley Wert

España sigue por debajo de la media de la OCDE en Matemáticas, Lectura y Ciencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"La asignatura pendiente de España es el cambio de modelo educativo". Así lo ha sentenciado hoy la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, que ha aprovechado los datos del informe PISA 2012 para justificar la recién aprobada Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

El resultado de la prueba internacional [ver pdf, aquí] que mide el rendimiento de los alumnos de 15 años de 34 países de la OCDE en Matemáticas, Lengua y Ciencias revela que los españoles han avanzado muy poco desde el año 2000. De hecho, siguen por debajo de la media y se sitúan en 25º lugar. España, con 484 puntos en Matemáticas no alcanza la media de 494 de la OCDE; con 488 puntos en Lengua se queda a ocho de la media de la OCDE (496) y a cinco en Ciencias, consiguiendo 496 puntos frente a los 501 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo. Sin embargo, España casi roza los promedios de la UE en las tres materias: 489, en Matemáticas y Lectura; y 497, en Ciencias.

No obstante, los niveles se han estancado y las desigualdades entre comunidades y dentro de los centros también han empeorado. "Es la primera vez que se eleva el impacto del factor socioeconómico en el rendimiento educativo en España desde que empezó PISA", destacó Gomendio. Y ello, "a pesar de que la inversión en Educación sí ha aumentado en estos años", incidió la número dos del Ministerio. "Lo que no se ha modificado en estos años ha sido el modelo", volvió a insistir. 

Con estas frases, la mano derecha del ministro José Ignacio Wert defendía los recortes en el sector y argumentaba la necesidad de reformar el sistema, especialmente, en cuestiones como otorgar una mayor autonomía a los centros educativos, identificar los problemas de los alumnos tempranamente con las reválidas previstas en la Lomce y reforzar las "materias instrumentales" con el aumento de las competencias estatales en la distribución de los contenidos curriculares de las asignaturas.

"Las diferencias entre comunidades se deben a su nivel socioeconómico, no a sus diferentes políticas educativas", reconoció Gomendio

Otro de los problemas a resolver es, según las conclusiones del informe explicadas por Gomendio y por el analista de la OCDE Pablo Zoido, la falta de equidad. Un problema que el experto no quiso ligar a la crisis ni a los recortes de los últimos años. De hecho, según el PISA 2012, el gasto en Educación, cuando este supera los 50.000 dólares al año (como en el caso español), no tiene relación directa con los resultados de rendimiento. "No tenemos que continuar mejorando la inversión, sino mejorando el sistema y tomando decisiones mejores sobre dónde y cómo se invierten esos recursos", insitió nuevamente Gomendio.

"No hay una respuesta a qué es lo que ha hecho que haya menos equidad —añadió la secretaria de Estado— pero sí puede haber influido el aumento de alumnos inmigrantes, el aumento de la diversidad dentro de un sistema rígido sin evaluaciones tempranas para detectar problemas", aventuró.  Sea como fuere, el nivel socioeconómico de los estudiantes de 15 años ha agravado las diferencias entre comunidades hasta el punto de que entre la que obtiene mejores resultados de rendimiento (Navarra) y la que menos (Extremadura) hay una brecha de 55 puntos, "un curso y medio" de desfase, según la secretaria de Estado. "En un 85% de los casos estas diferencias se explican por los niveles socioeconómicos y no por las diferencias en políticas educativas de las autonomías", reconoció Gomendio. De entre las 14 regiones que se presentaron al PISA 2012 (País Valencià, Canarias y Castilla-La Mancha no lo han hecho), tres destacan por estar por encima de lo que les correspondería por su nivel socioeconómico: Navarra, Castilla y León y La Rioja. En Matemáticas, materia en la que se centró este año el estudio, la primera alcanzó 517 puntos; la segunda, 509; y la tercera, 503. Las tres están por encima de la media española (484 puntos), europea ( 489) y de la OCDE (494 puntos). En Lectura y Ciencias, las tres autonomías se sitúan también por encima de la media española que alcanza 488 y 496 puntos, respectivamente.

En su intención de justificar la necesidad de implantar la ley Wert, Gomendio desgranó, indicador a indicador, los resultados del informe. Así, aseguró que la tasa de repetición en España sigue siendo muy alta comparada con la OCDE (el 34% de los alumnos de 15 años ha repetido al menos un año) y recordó, como ya hizo Wert en numerosas ocasiones, que dicha cifra cuesta al Estado "2.500 millones de euros al año". Con ello, criticó el sistema actual y abogó por "buscar alternativas que ayuden a mejorar a quienes tengan problemas".

"La escasez de profesores no es un problema", dice el experto de la OCDE ¿Cómo, teniendo en cuenta que se han recortado los fondos para los Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo (plan PROA)? "Con una estrategia diferente, estableciendo las evaluaciones tempranas con el fin de cambiar el modelo actual, detectar a tiempo los problemas de los alumnos y darles solución con los Programas de Mejora y Aprendizaje en ESO, por ejemplo", respondió la secretaria de Estado de Educación. Además, "el PROA es otro de los programas en los que se invirtieron muchos recursos y no han redundado en una mejora de los resultados", apostilló Gomendio.

"También se ha hecho un esfuerzo por reducir las ratios de alumno por profesor y no se han mejorado el rendimiento", continuó la número dos de Educación. Y, según la OCDE, los bajos niveles de rendimiento de los alumnos españoles tienen poco o nada que ver con la disminución del número de profesores. "La escasez de profesores no es un problema para el rendimiento de los alumnos", aseguró Zoido, que también reconoció que los países con mejores resultados son aquellos que tienen salarios más altos para los docentes, mejor formación constante y continúa del profesorado y donde la carrera profesional es atractiva por sus posibilidades de crecimiento. "Son sistemas donde consideran que la responsabilidad de la educación es compartida entre docentes, alumnos y Administración y donde los profesores tienen mejores salarios, pero también más autonomía para desarrollar contenidos, siempre que ésta esté ligada a la rendición de cuentas", detalló el analista. 

En cuanto a la situación del profesorado español, Gomendio opinó que "no es un problema de salario, ya que están por encima de la media de la OCDE". "Es un problema de falta de incentivos", añadió la secretaria de Estado, que aseguró que su departamento está estudiando cómo mejorar el acceso a la función docente "para que sea atractiva y a ella se incorporen los mejores profesionales", concluyó.

AGENCIAS

-Medio millón de alumnos: este estudio internacional, presentado este martes, mide cómo manejan los estudiantes de 15 años de más de 65 países (34, de la OCDE) sus conocimientos estas tres áreas, aunque, en esta ocasión, se centra principalmente en Matemáticas, igual que en 2003. En PISA 2012 han participado 510.000 alumnos de todo el mundo, de los que 25.313 son españoles.

-Los países asiáticos, a la cabeza: A la cabeza de la OCDE se encuentran Corea del Sur (554), Japón (536) y Suiza (531); los Países Bajos aparecen como primer país de la UE (523). España (484)aparece detrás de Portugal (487) e Italia (485) y delante de Rusia (482), Eslovaquia (482) y EEUU (481).

- España, estancada: En comparación con 2003, en que las Matemáticas también fueron parte central de PISA, España se mantiene prácticamente estancada, ya que entonces obtuvo 485 puntos y la media de la OCDE fue de 500. Se mantiene estable la proporción de alumnos españoles excelentes en el 8%, inferior al 13% de la OCDE; y la de "rezagados" en el 24 %, similar a la media de esta organización (23%). En Lectura, la media de los alumnos españoles ha alcanzado en 2012 el máximo valor (488 puntos) desde 2003 (481).La mejoría más evidente de los españoles se da en Ciencias, pues la puntuación de 2012 (496) es superior a la de las tres ediciones anteriores: 488 tanto en 2009 como en 2006 y 487 en 2003.

- Un país desigual: Navarra, Castilla y León, País Vasco y Madrid obtienen mejores resultados que la media de la OCDE frente a los de Murcia, Extremadura, Baleares y Andalucía, que se sitúan a la cola. En 2012, las diferencias de rendimiento entre chicos y chicas se eleva en el caso de las Matemáticas hasta 16 puntos en favor de los primeros, una brecha que crece respecto a 2003, donde ésta era de 9 puntos. Sin embargo, las chicas siguen obteniendo mejor puntuación que los chicos en Lectura. Además, en los alumnos repetidores y no repetidores esta distancia es de 102 puntos en 2012, más de dos cursos y medio de escolarización y diez puntos más respecto a 2003.