Público
Público

EE.UU. aumenta a 40 millones de dólares su ayuda para destruir misiles en Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, anunciará durante su visita sorpresa a Libia la elevación a 40 millones de dólares de la ayuda para encontrar y destruir los misiles antiaéreos perdidos de Muamar el Gadafi.

Según adelantaron hoy altos funcionarios del Departamento de Estado en el avión que llevó a Clinton a Trípoli, la jefa de la diplomacia estadounidense tiene previsto prometer al menos 10 millones de dólares más para este fin, que se sumarán a los 30 millones que Washington ya había dedicado en las últimas semanas.

El Departamento de Estado indicó el viernes que ha desplegado a 14 técnicos civiles especializados para que ayuden al Consejo Nacional de Transición (CNT) a localizar los misiles tierra-aire (MANPADS, por su sigla en inglés) perdidos de Gadafi, ante el temor de que puedan caer en manos de terroristas.

El depuesto líder libio pudo haber adquirido alrededor de 20.000 misiles antiaéreos en las décadas de los setenta y ochenta, según las estimaciones de Estados Unidos.

En su visita no anunciada a Trípoli, la primera de alto nivel del Gobierno de Barack Obama desde la caída de Gadafi, Clinton pretende anunciar además alrededor de 10 millones de dólares más de ayuda humanitaria, indicó uno de los altos funcionarios, que pidieron permanecer en el anonimato.

Esa aportación elevará a 135 millones de dólares el total de la asistencia humanitaria de Estados Unidos desde el comienzo del conflicto en Libia, precisó.

El nuevo paquete de ayuda tiene como prioridad la asistencia a los más de 15.000 heridos de guerra que, según los cálculos de la ONU, ha dejado el conflicto libio, y entre los que hay unas 1.500 personas con miembros amputados.

El objetivo de Clinton es garantizar "el cuidado médico a medio y largo plazo" para esos heridos de guerra, para lo que propondrá al CNT que aumente su cooperación con el sector privado para que abastezca a las instalaciones médicas libias y las dirija hacia un "completo funcionamiento", explicó el alto funcionario.

La secretaria propondrá incluso "la posibilidad de trasladar temporalmente a algunos de los heridos a instalaciones especializadas en Estados Unidos", añadió.

Además, el paquete incluye el relanzamiento de dos programas suspendidos durante el conflicto, el de las becas Fulbright y el de acceso a formación en inglés para estudiantes de bajos ingresos, que se extenderá ahora asimismo a los heridos de guerra.

Washington también subvencionará con 180.000 dólares un proyecto de la Universidad de Oberlin (Ohio) para restaurar los sitios arqueológicos dañados en el este de Libia, incluidas las ruinas de Cirene, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Durante su viaje, Clinton asesorará además al CNT sobre cómo relanzar y diversificar su economía, que antes del conflicto basaba el 70 por ciento de su producto interior bruto en los ingresos por el petróleo.

En concreto, propondrá a la coalición encargada de la transición "privatizar algunos de los antiguos monopolios del Estado", dado que el CNT "ve la privatización como uno de los motores hacia la diversificación y el crecimiento", aseguró el alto funcionario.

Por último, la secretaria de Estado asesorará al CNT en asuntos de seguridad, ante la preocupación de que no todas las antiguas milicias del régimen de Gadafi se estén integrando en la coalición que dirige temporalmente el país.