Público
Público

EE.UU. dice que la condena de la ONU comunica que no se tolerará comportamiento provocador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos aseguró hoy que la condena hecha este viernes por el Consejo de Seguridad de la ONU al hundimiento por parte de Pyongyang de la corbeta surcoreana "Cheonan" en marzo pasado envía el mensaje de que no se tolerará "tal comportamiento irresponsable y provocador".

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, emitió hoy un comunicado en el que afirma que "el compromiso de EE.UU. con la seguridad y la soberanía de Corea del Sur es inquebrantable".

La condena de la ONU "subraya la unidad de la comunidad internacional y la realidad de que una resolución pacífica de los asuntos en la península coreana sólo será posible si Corea del Norte cambia radicalmente su comportamiento", según la secretaria de Estado.

Clinton tiene previsto viajar a finales de este mes a Seúl para consultas con las autoridades surcoreanas.

Tras el hundimiento de "Cheonan", ocurrido en marzo pasado y en el que murieron 46 de los 104 militares de la corbeta surcoreana, el Gobierno de Seúl encargó una investigación internacional, en la que participaron expertos de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Suecia, y en la que se determinó que fue un torpedo de un minisubmarino norcoreano el responsable del incidente.

En su declaración, el Consejo de Seguridad de la ONU consideró que "ese incidente pone en peligro la paz y la estabilidad" de la Península de Corea y de la región del noreste asiático, al tiempo que alienta al diálogo directo para resolver los problemas.

En respuesta a la decisión del Consejo, el embajador norcoreano, Sin Son Ho, dijo en una conferencia de prensa, que su país "está dispuesto a reanudar el diálogo de paz y las negociaciones a seis bandas", entre las dos Coreas, EE.UU., China, Japón y Rusia para el desmantelamiento del programa nuclear coreano.

Las negociaciones multipartitas se paralizaron en diciembre de 2008 y en abril de 2009 Corea del Norte anunció su retirada definitiva de la mesa de diálogo en respuesta a las sanciones que le impuso la ONU.