Público
Público

EE.UU. y la OEA piden a Morales y a sus opositores que retomen el diálogo tras el referendo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) pidieron hoy al presidente boliviano, Evo Morales, y a sus opositores que, tras el referendo revocatorio del domingo, inicien un "diálogo franco" para resolver sus diferencias.

"Urgimos a todas las partes a que aprovechen esta oportunidad para comenzar un diálogo franco para resolver temas pendientes y definir un camino hacia adelante que una a todos los bolivianos", afirmó en un breve comunicado el portavoz adjunto interino del Departamento de Estado de EE.UU., Robert Wood.

Por su parte, el jefe de la misión de observadores que la OEA envió a la consulta, el ex vicepresidente guatemalteco Eduardo Stein, sostuvo que los bolivianos "están exigiendo a su clase política que se siente y llegue a acuerdos" y agregó que es conveniente fijar "reglas claras" para la negociación.

Los resultados finales del referendo, que tiene como objeto definir si deben permanecer en sus cargos el izquierdista Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y ocho de los nueve prefectos (gobernadores regionales), se conocerán en un plazo de siete a diez días.

Según los últimos datos de la Corte Nacional Electoral (CNE), Morales fue ratificado con un apoyo superior al 60 por ciento, con más de la mitad de las mesas de votación escrutadas.

Asimismo, las primeras cifras facilitadas por la CNE establecen que también mantienen sus cargos los prefectos opositores de cuatro departamentos que impulsan un proceso autonomista y están enfrentados por ello al Gobierno.

Tanto EE.UU. como la OEA alabaron el desarrollo pacífico de la consulta, que se planteó como una salida a la crisis que arrastra Bolivia desde hace meses por el enfrentamiento entre el proyecto constitucional promovido por Morales y las demandas autonómicas de varias regiones opositoras.

En ese sentido, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró que el organismo interamericano seguirá apoyando "todo esfuerzo por buscar espacios de negociación entre el Gobierno boliviano y los sectores opositores" tras el referendo.

La amplia participación y el ambiente tranquilo de la consulta fueron alabados por el Gobierno brasileño, que espera que el plebiscito "contribuya al desarrollo institucional" de Bolivia por medio del respeto a las autoridades y la "promoción del diálogo", informó la Cancillería en una breve nota.

A su turno, la Cancillería colombiana afirmó en un comunicado que confía en que el referendo "siente las bases" de una necesaria unión en Bolivia.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, amigo y aliado de Morales, fue uno de los primeros en pronunciarse sobre los resultados del revocatorio y, sin esperar a los resultados oficiales, felicitó el mismo domingo al mandatario boliviano por la victoria.

En la misma línea se manifestó Rosario Murillo, primera dama y portavoz presidencial de Nicaragua, quien se congratuló por "la gran victoria" de Morales.

La Cancillería argentina indicó que el referendo ha ratificado "la legitimidad de las autoridades electas democráticamente", mientras que el canciller chileno, Alejandro Foxley, dijo que su país va a estar "empujando para que la estabilidad democrática, la integridad territorial y la paz social avancen en Bolivia y no retrocedan".

Por su parte, el líder del Partido Nacionalista Peruano (PNP),Ollanta Humala, señaló que el virtual triunfo de Morales "no sólo fortalece las corrientes socialistas, nacionalistas e indigenistas de Latinoamérica, sino que alienta los procesos de cambio en aquellos países sumidos aún en un coloniaje político y económico".