Publicado: 21.08.2014 17:46 |Actualizado: 21.08.2014 17:46

EEUU abre una investigación penal por la muerte del periodista Foley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está realizando una investigación penal por la muerte del periodista estadounidense James Foley, dijo el jueves el fiscal general Eric Holder. Foley fue decapitado por el grupo islamista Estado Islámico, un acto mostrado en un vídeo que se publicó el martes en el que el grupo pedía a Estados Unidos que abandonase sus ataques aéreos en Irak.

Obama respondió que Estados Unidos sería incansable en su lucha contra la organización a pesar de la muerte. Se desconoce la identidad del asesino de Foley cuya cara estaba cubierta en el vídeo.

James Foley fue secuestrado el pasado 22 de noviembre de 2013 en Siria cuando atravesaba la provincia de Idlib camino de Turquía. Tras cerca de dos años sin noticias de él, este miércoles se difundió un vídeo en el que un yihadista culpaba al Gobierno de Barack Obama de su ejecución por haber mandado bombardear los enclaves que controla el Estado Islámico en Irak. Sin embargo, las informaciones que recoge el diario estadounidense hacen pensar que la ejecución se produjo ante la negativa de la Casa Blanca a pagar lo que les exigían los secuestradores. Los yihadistas del Estado Islámico pidieron en un principio 100 millones de euros, unos 132,5 millones de dólares, por la liberación del periodista estadounidense. Philip Balboni, presidente de GlobalPost, medio para el que colaboraba Foley, indicó al Wall Street Journal que la cifra fue solicitada tanto al medio de comunicación como a la familia de Foley.

Además, el New York Times destaca que, contrariamente a la estrategia de Estados Unidos, varios países europeos sí han pagado rescates a este y otros grupos yihadistas de la zona para liberar a sus ciudadanos en cautiverio. El país norteamericano, por su parte, lanzó a principios de este verano en Siria una operación para liberar a rehenes estadounidenses en manos del grupo yihadista Estado Islámico. Sin embargo, la misión no tuvo éxito, porque no se acertó su localización, informó el Departamento de Defensa.