Público
Público

EEUU advierte sobre compatir leche materna; tendencia crece

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Susan Heavey

Funcionarios de salud de EstadosUnidos están advirtiendo sobre la práctica de compartir lechematerna, dado que cada vez más mujeres están empleando redessociales y otros sitios de internet para intercambiar su leche yevitar alimentar a sus hijos con fórmula.

Los expertos sanitarios promueven la lactancia materna comoel "alimento perfecto" para los bebés ya que tiene los nutrientesnecesarios y previene enfermedades, pero la Administración deAlimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla eninglés) está preocupada por esta nueva práctica de intercambio.

En un comunicado difundido el martes, la agencia instó a lospadres a no usar leche materna de otras madres sin controlar,dado que existen riesgos de enfermedad o contaminación conbacterias, fármacos o químicos.

"La FDA no recomienda alimentar a su bebé con leche maternaadquirida directamente de individuos o a través de internet",escribió la agencia. En cambio, los padres deberían hablar consus médicos y usar la leche de pecho de bancos de leche humanaespeciales, añadió.

La declaración llega de a cara a un encuentro público quesostendrá el lunes la FDA para debatir sobre las donaciones deleche materna y su reserva en bancos. Se espera que la agenciaemita documentos relacionados con la reunión el jueves.

También responde a cierta preocupación que surgió en losúltimos años en el mercado de fórmulas infantiles de 2.800millones de dólares debido a controversias por supuestos químicosen las cubiertas de las latas y a varios retiros de productos.

Una pequeña red de bancos de leche materna autorreguladosofrecen leche controlada en Estados Unidos. Pero los expertosseñalan que simplemente no cuentan con la cantidad suficientecomo para satisfacer la demanda de todas las madres con problemaspara amamantar.

Por ello, algunas madres decidieron acudir a otras madres.Así, los intercambios mediados por internet aumentaron en losúltimas semanas debido al crecimiento de la red Eats on Feets,que conecta a mujeres que quieren donar leche con aquellas que lanecesitan.

Emma Kwasnica, una de las dos mujeres que ayudó a lanzar elgrupo a nivel global, dijo que la advertencia de la FDA eraequivocada. "No nos detendrá a las madres (...) No pueden regularlo que las mujeres hacen con sus cuerpos y su leche", agregó.

SE NECESITAN MAS BANCOS

Por su parte, Pauline Sakamoto, ex presidenta de laAsociación de Bancos de Leche Humana de Norteamérica, dijo quecon sólo 10 centros a nivel nacional su grupo sin fines de lucroentiende las limitaciones de la leche materna almacenada, quepuede costar entre 3 y 5 dólares la onza (unos 30 gramos).

El encuentro de la FDA podría ayudar a destacar la necesidadde expandir la cobertura así como también la cantidad actual debancos, que en la mayoría del resto de los países estánsubsidiados, señaló Sakamoto.

Rebekah Kelly, una madre primeriza de 29 años, teníaproblemas para amamantar a su hija que nació en septiembre. Subebé perdió peso rápidamente y en el hospital la instaron a pasara la fórmula. Pero la hermana de Kelly, también madre primeriza,le ofreció parte de su propia leche.

Rápidamente, Kelly comenzó a tener leche en sus senos y aextraérsela, por lo que se encontró con cientos de onzasadicionales en su refrigerador.

"Empecé a pensar que quería ayudar a alguien más", dijo lajoven. Esta madre del estado de Virginia entró a Facebook, fundóEats on Feets, y brindó su leche de más a una madre de Carolinadel Norte, que condujo más de tres horas para recogerla.

Kwasnica de Eats on Feets señaló que quienes necesitan lecheno pueden esperar que mejoren los bancos de almacenamiento y queotras mujeres que tienen exceso de leche pueden ayudar: "La lechematerna no es una materia prima escasa. Es un recurso de libreflujo y lo estamos extrayendo de su fuente".