Público
Público

EEUU aprueba un nuevo preservativo femenino más económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La compañía Female Health anunció el miércoles haber obtenido autorización de Estados Unidos para comercializar una nueva versión más económica de su condón femenino, lo que podría ayudarla a atraer clientes en el país norteamericano y a impulsar su uso en el mundo en desarrollo.

El preservativo Female Condom FC2 es fabricado con un material más blando, lo que permite un uso más discreto. Su versión original no lograba competir en el mercado estadounidense, dominado por los condones masculinos, en parte porque era ruidoso, además de más caro.

El nuevo preservativo de Female Health ha sido creado mediante un proceso más económico, por lo que representantes de la compañía dijeron que debería reducir el precio de venta al público.

Asimismo, su menor coste permitiría a organizaciones sanitarias distribuir más dispositivos de control de natalidad a las mujeres de África y otras zonas donde el sida es una preocupación central.

La aprobación "es un desarrollo importante en los esfuerzos por permitir un acceso viable a la prevención del VIH a las mujeres de Estados Unidos y de todo el mundo", señaló en un comunicado Mary Ann Leeper, asesora estratégica de Female Health.

El primer Female Condom de la empresa fue aprobado en 1993 para prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, pero no ha sido muy utilizado en Estados Unidos, que representó apenas un 10 por ciento de sus 34,7 millones de unidades vendidas durante 2008.

El producto compite con otros métodos de control de natalidad, fundamentalmente los preservativos masculinos, que pueden costar desde apenas 50 centavos de dólar por unidad. El Female Condom original cuesta entre 2,80 y 4 dólares cada uno.

No quedó claro inmediatamente cuánto costará la nueva versión o cuándo estará disponible. Female Health ha mencionado anteriormente que estaba buscando otra compañía con la que asociarse para comercializar el FC2.

La aprobación por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) también permite que la agencia de Naciones Unidas ONUSIDA compre el FC2 y lo distribuya en programas globales que pretenden prevenir la expansión del virus que causa el sida, añadió la empresa.

Decenas de organizaciones civiles habían solicitado a Estados Unidos la autorización de la nueva versión del condón femenino, que la firma señaló que ya está disponible en otros 77 países.