Público
Público

EEUU asumirá los activos tóxicos de Citi

Washington aplica el "demasiado grande para caer" y lo rescata con 20.000 millones de dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno estadounidense accedió el domingo por la noche a rescatar a Citi de una posible quiebra, al ayudarle a absorber cientos de miles de millones de dólares en posibles pérdidas en activos tóxicos e inyectar capital fresco en el maltrecho gigante bancario.
Washington 'se ha comprometido a respaldar la estabilidad de los mercados financieros, condición necesaria para restaurar un crecimiento económico fuerte. En el marco de este compromiso, el Gobierno ha concluido un acuerdo con Citi para aportarle un conjunto de garantías, acceso a liquidez y capitales', explicaron el departamento del Tesoro, la Reserva Federal estadounidense (Fed) y la Corporación Federal de Seguros sobre Depósitos (FDIC, agencia de garantías de depósitos bancarios) en un comunicado conjunto.
Según el plan, Citi y el Gobierno han identificado cerca de 306.000 millones de dólares en activos problemáticos, la mayoría relacionados con el mercado hipotecario. El banco absorbería los primeros 29.000 millones en pérdidas y después las tres agencias federales asumirían el resto, aunque Citi compartiría una pequeña porción de estas.
Además, el Departamento del Tesoro invertirá en el Citi 20.000 millones de dólares del plan de rescate del sistema financiero de 700.000 millones que el Congreso de EEUU aprobó en octubre. Los fondos serán intercambiados por acciones preferentes con un 8% de interés para el Tesoro.
Por su parte, Citi aceptará aplicar 'recortes significativos en las compensaciones a ejecutivos' e implementar el programa de reestructuración de créditos inmobiliarios impulsado por la FDIC. También suspenderá el pago de dividendos en los próximos tres años.
No hay cambios en la cúpula y su presidente ejecutivo desde 2007, Vikram Pandit seguirá a cargo del banco.
Demasiado grande para caer
El acuerdo marca una nueva fase en los esfuerzos del Gobierno por estabilizar a los bancos estadounidenses. Después de inyectar cerca de 300.000
millones de dólares en capital en instituciones financieras, la primera tanda del paquete de rescate, Washington está dispuesto a asumir los activos tóxicos de instituciones específicas, consideradas como 'demasiado grandes' para desaparecer (lo que sucedió con la aseguradora AIG). Según apunta el diario The New York Times, el plan aplicado de Citi 'podría servir de modelo para otros bancos'. Si esta nueva iniciativa funciona podría ayudar a estabilizar a todo el sistema financiero pero si fracasa, aumentará aún más las dudas sobre el futuro del sector. Citi ya había recibido 25.000 millones de dólares del fondo de rescate del Gobierno y la nueva línea también podría ser insuficiente.

Los inversores de medio mundo entraron ayer en éxtasis con la operación de rescate de Citi. Después de una semana castigando sin piedad la cotización del que durante mucho tiempo fue el primer banco de EEUU, ayer premiaron su salvamento con una subida del 55,2%.La inusitada subida apenas sirve para compensar el castigo infligido la semana pasada, cuando Citi perdió en bolsa un 60,4% de su cotización. En lo que va de año sigue perdiendo un 80% de su valor lo que sitúa a la acción en 5,85 dólares, el nivel más bajo desde 1995.
La caída en desgracia de Citi en bolsa ya viene de 2007, cuando los inversores se preocuparon por la excesivamente costosa gestión del mastodonte financiero. El relevo en la dirección no sirvió para incentivar la cotización de la compañía, que ha visto como sus rivales le superaban en capitalización bursátil hasta terminar siendo la quinta entidad en EEUU. Santander (que ya es la quinta entidad con mayor peso bursátil en el mundo) y BBVA también valen ya más que Citi, que se ha visto relegado al puesto 25 por peso en bolsa.
Repercusión en banca
Las entidades financieras europeas y estadounidenses se nutrieron ayer de la buena noticia del rescate gubernamental y registraron subidas generalizadas en todos los parqués. En Europa fue Deutsche Bank la que mejor replicó las subidas, con un alza del 23,7% y en Wall Street la gran beneficiada fue la antigua banca de inversión.