Público
Público

EEUU cambia opinión y firma documento ONU derechos homosexuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Sue Pleming

Estados Unidos, revirtiendo laanterior postura del Gobierno de George W. Bush, decidió firmaruna declaración de la ONU que pide despenalizar lahomosexualidad, dijo el miércoles el departamento de Estado.

Robert Wood , portavoz del departamento, dijo que elGobierno de Barack Obama, que asumió hace ocho semanas, sesumaría a otros 66 estados miembros de la ONU que apoyaron uncomunicado en diciembre condenando las violaciones de losderechos humanos basados en la orientación sexual o laidentidad de género.

"Estados Unidos es un defensor activo de los derechoshumanos y un crítico de los abusos de los derechos humanos entodo el mundo", dijo Wood a periodistas.

"Por eso, nos unimos a otros estados que apoyan estecomunicado, y seguiremos recordando a los países sobre laimportancia de los derechos humanos de todas las personas entodos los foros internacionales", apuntó.

Grupos de derechos homosexuales dieron la bienvenida a ladecisión.

"El liderazgo del Gobierno en esta materia será unapoderosa reprimenda de la posición del Gobierno anterior deBush, que buscaba negar la aplicación universal de los derechoshumanos a lesbianas, homosexuales, bisexuales e individuostransgénero", dijo Mark Bromley, a cargo del Consejo por laIgualdad Global.

La Asamblea General de la ONU se mostró dividida por eltema de los derechos homosexuales. Muchos países musulmanes senegaron a firmar la declaración porque se oponen a losesfuerzos internacionales por legalizar la homosexualidad.

Un documento rival leído por Siria en ese entoncesrecolectó alrededor de 60 firmas de las 192 naciones de laasamblea.

Estados Unidos fue el único Estado occidental en no firmarel documento sobre los derechos homosexuales. Todos losmiembros de la Unión Europea lo apoyaron, al igual que Canadá,Australia y Japón.

"SIN OBLIGACIONES LEGALES"

En una acción que enojó a grupos de derechos homosexualesde Estados Unidos, el Gobierno de Bush argumentó que el amplioenmarcado de la redacción del documento generaba conflicto conlas leyes estadounidenses.

La justificación fue que apoyar un documento de la ONUsobre derechos homosexuales podía ser interpretado como unintento del Gobierno federal de ignorar los derechosindividuales de los estados en cuestiones como el matrimoniohomosexual.

Presionado por este tema, Wood dijo que una "cuidadosa"revisión entre varias agencias del Gobierno de Obama descubrióque firmar el documento de la ONU "no implica asumirobligaciones legales".

La división en la Asamblea General por la declaración de laONU refleja las contradictorias leyes que existen en todo elmundo con respecto al tema.

De acuerdo a los promotores del texto franco-holandés deldocumento, la homosexualidad es ilegal en 77 países, siete delos cuales lo castigan con la pena de muerte.

En una reunión en el ayuntamiento de Bruselas previamenteeste mes, la secretaria de Estado estadounidense, HillaryClinton, fue presionada para que exprese su postura en cuanto alos derechos homosexuales.

"El respeto por los derechos humanos es y será uno de lospilares de nuestra política exterior", dijo.

"En particular, la persecución y discriminación de gays ylesbianas son algo que nos tomamos muy en serio", apuntó.