Público
Público

EEUU confirma que aumenta la recogida de crudo

Obama pregunta «qué culo hay que patear» en BP, pero mantiene el plan de prospección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La campana de extracción colocada por la multinacional BP sobre la fuga de crudo en el golfo de México bombeó el lunes a un buque en superficie el equivalente a 14.800 barriles de petróleo, 3.700 más que el día anterior. La Administración Atmosférica y Oceánica, la agencia meteorológica del Gobierno de EEUU que vigila la dispersión de la contaminación, confirmaba ayer "la presencia de concentraciones muy bajas de petróleo submarino", lo que sugiere que, aunque el sistema de contención está atrapando buena parte del escape, una proporción del crudo se está quedando en profundidad y puede afectar a los ecosistemas submarinos.

El crudo, que se filtra al mar a 1.600 metros de profundidad desde que el 20 de abril explotara la plataforma de extracción Deepwater Horizon, ha contaminado ya 200 kilómetros de costa.

El presidente Barack Obama, que ha visitado en tres ocasiones la zona afectada por el vertido, subía ayer el tono de sus declaraciones cuando dijo a la cadena NBC que quería saber "qué culo hay que patear" por el desastre medioambiental, el mayor en la historia del país. Obama añadió que si el director general de BP, Tony Hayward, trabajara para él, lo despediría. Las acciones de la compañía bajaron ayer un 5% en la bolsa londinense y el diario británico Evening Standard publicó que Hayward y su familia han sido puestos bajo protección policial por amenazas, informa Reuters.

Nuevas normas

Obama, sin embargo, no ha renunciado a su propósito de permitir la ampliación de las prospecciones petrolíferas marinas. "Creo que vamos a necesitar aumentar la producción nacional de crudo", dijo. "Pero no podemos hacerlo a menos que confiemos en que alguien está mirando por encima del hombro de estas personas, porque los sistemas se han vuelto demasiado complicados para que simplemente digamos, ¿sabéis qué?, podéis ir y hacer lo que queráis", añadió.

Se espera que la administración de EEUU dicte nuevas normas de seguridad más exigentes para la extracción de petróleo en aguas someras, mientras que en aguas profundas se mantiene la moratoria de seis meses dictada por Obama.