Público
Público

EEUU coronó a su primera Miss negra hace 25 años

Vanessa Williams es ahora una de las actrices más populares de EEUU 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vanessa Williams es una de las actrices más populares de EEUU gracias a su papel en la serie Ugly Betty, pero ese éxito comenzó a germinar hace hoy 25 años, cuando fue proclamada la primera Miss América de raza negra.

En un concurso que se viene celebrando desde 1921 aquello resultó todo un hito, no exento de gran polémica, puesto que la joven tuvo que renunciar a su título poco después tras verse envuelta en un escándalo por la aparición de unas fotos desnuda en la revista Penthouse, tomadas antes de que consiguiera el título.

Otras mujeres negras que consiguieron el título posteriormente fueron Suzette Charles, que sucedió en la corona a Williams; Debbye Turner en 1989, Marjorie Vincent en 1991, Kimberly Aiken en 1994, Erika Harold en 2003 y Ericka Dunlap en 2004.

Sin embargo, ese escándalo no frenó la progresión artística de Williams y comenzó una fructífera carrera musical a partir de 1988, año en el que publicó su primer álbum, The Right Stuff, un debut que le deparó tres candidaturas al premio Grammy, incluida la de Mejor Artista Novel.

En 1991 sacó su segundo disco, The Comfort Zone, en el que se incluye su éxito Save the Best For Last, un sencillo que logró desbancar del número uno a Michael Jackson y su Remember the Time en EEUU y que alcanzó lo más alto de las listas en Australia, Holanda y Canadá.

Aunque Williams apareció en series y en pequeños papeles para el cine, su despegue definitivo llegó de la mano del actual gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, con quien compartió protagonismo en la película de acción Eraser (1996).

Ese mismo año, la canción que interpretó para la banda sonora de Pocahontas, Colors of the Wind, se llevó el Óscar a la Mejor Canción Original, por la música de Alan Menken y la letra de Stephen Schwartz. También se llevó el Globo de Oro y el Grammy a la Mejor Canción en una película.

Su carrera en Hollywood se consolidó con Dance With Me (1999), donde bailó hasta la extenuación junto al puertorriqueño Chayanne, y con Shaft (2000), con Samuel L. Jackson, aunque no descuidaba su carrera musical.

Para entonces ya había lanzado tres discos más: The Sweetest Days (1994), Star Bright (1996) y Next (1997), año en el que se divorció de su primer marido, por entonces su agente Ramon Hervey II, con quien tuvo tres hijos (Melanie, Jillian y Devin) en diez años de matrimonio.

En 1999 se casó con el jugador de baloncesto Rick Fox y tuvieron una hija, Sasha Gabriella, pero en 2005 llegó el divorcio después de que The National Enquirer publicase a mediados de 2004 unas fotografías en las que Fox aparecía besando a otra mujer.

Soltera y viviendo a caballo entre Beverly Hills (California) y su Nueva York natal, en los últimos años ha publicado otros discos: Silver & Gold (2004) y Everlasting Love (2005), pero es sin duda su papel en Ugly Betty el que la mantiene en la cima de Hollywood un cuarto de siglo después de su fulgurante irrupción en el mundo del espectáculo.

'El éxito es la venganza más dulce', sostiene la actriz, que aparecerá el próximo año en Hannah Montana: The Movie, la adaptación a la gran pantalla de la serie protagonizada por la adolescente Miley Cyrus.

Parece que la belleza de Williams, a sus 45 años, seguirá acaparando la atención de muchos, aunque sea a base de Botox: 'Es un fármaco milagroso, sin cirugía, me encanta', reveló a la periodista Barbara Walters en febrero. 'Pero también quiero actuar, así que no lo uso para congelar mi cara'.