Público
Público

EEUU cree que Al Qaeda está al borde del colapso

La muerte de Bin Laden y los 'drones' destrozan la red

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

EEUU cree que la muerte de Osama bin Landen y los siete años de ataques con aviones no tripulados de la CIA han llevado a la organización terrorista Al Qaeda al borde del colapso, según publicaba ayer The Washington Post. El diario, citando a altos funcionarios de la lucha antiterrorista, señala que las agencias estadounidenses han registrado una disminución de los ataques, 'un resultado', afirma el periódico, 'que fue visto como una posibilidad remota durante gran parte de la última década'.

Al Qaeda está en tan mala situación que unos cuantos ataques más podrían acabar con la organización basada en Pakistán, estiman los responsables estadounidenses, un análisis optimista sólo un mes antes del décimo aniversario de los atentados del 11-S.

Pero tampoco es cuestión de cantar victoria prematuramente. El peligro de nuevos ataques sigue existiendo. La organización terrorista está en manos de elementos cada vez más radicales y su base de operaciones más activa está ahora en Yemen, donde EEUU ha estrechado el cerco.

En mayo, EEUU no logró acabar con Anwar al Aulaqui, uno de los cabecillas de Al Qaeda, nacido en Estados Unidos, en un ataque fallido de un drone (avión teledirigido) en Saná, la capital yemení. Se cree que los drones han matado a 1.200 militantes desde 2004; 224 en lo que va de año.

En una reciente visita a Afganistán, el nuevo secretario de Defensa y exdirector de la CIA, Leon Panetta, aseguró que EEUU estaba 'a punto de derrotar estratégicamente a Al Qaeda'.

No todos los expertos coinciden con esta valoración, pero sí reconocen que la capacidad operativa de la organización se ha visto seriamente mermada. 'No sé si hubiera usado la palabra derrota estratégica', decía al Post uno de los responsables de la lucha antiterrorista, 'pero sí hemos conseguido que les sea casi imposible llevar a cabo ataques catastróficos', contra EEUU.

La muerte de Bin Laden resultó ser un momento clave en el colapso de Al Qaeda porque el líder de la red terrorista seguía jugando un papel importante en la organización de atentados y porque su carisma servía de anzuelo para reclutar a nuevos miembros. La documentación incautada en su fortaleza de Abbotabad (Pakistán) también ayudó considerablemente a las agencias estadounidenses a hacerse una idea del estado real del movimiento.

Al Qaeda se ha quedado en una organización regional, sin capacidad real para actuar a nivel internacional, estiman los expertos estadounidenses.