Público
Público

EEUU demanda a 17 grandes bancos por la crisis hipotecaria

La Agencia Federal Financiera de la Vivienda pide compensaciones por las pérdidas generadas por las hipotecas de alto riesgo. Bank of America, Citigroup, Barclays y Nomura, están entre los demandados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Washington presentó ayer una demanda contra 17 grandes bancos del país por las hipotecas basura. Les acusa de vender activos garantizados con préstamos hipotecarios fraudulentos a los gigantes hipotecarios ahora nacionalizados y que provocaron pérdidas millonarias por más de 41.000 millones de dólares. Entre los demandados figuran Bank of America, Citigroup, el banco británico Barclays y el japonés Nomura.

La Agencia Federal de Financiación de Viviendas, que supervisa el mercado hipotecario, preparaba ya las demandas contra 'más de una decena' de entidades acusándolas de tergiversar la calidad de las hipotecas, según publicó ayer The New York Times.

El Gobierno de Barack Obama argumenta que los bancos, que empaquetaron las hipotecas y las vendieron como títulos a inversores, no cumplieron los requisitos de las leyes bursátiles e hicieron caso omiso del hecho de que los ingresos de los prestatarios estaban falsificados o inflados.

La FHFA explicó en una nota de prensa que estas instituciones financieras vendieron hipotecas tóxicas valoradas en 189.000 millones de dólares. La agencia federal argumenta en la demanda que los títulos vendidos a Fannie Mae y Freddie Mac, respaldados por estas hipotecas de alto riesgo, 'contenían informaciones económicamente falsas o engañosas y omisiones'.

Entre ellas, se señalan 'afirmaciones que significativamente sobrevaloaban la capacidad de los prestatarios para hacer frente a la hipoteca'. Fannie Mae y Freddie Mac invirtieron en esos títulos creyendo que eran seguros. El dinero que recibían los bancos por los títulos les permitían conceder más créditos.

De acuerdo con el documento, Bank of America habría vendido 6.000 millones de dólares de estos activos engañosos; Merrill Lynch & Co., 24.800 millones; y Citigroup, 3.500 millones.

La práctica de las hipotecas subprime fue una de las principales causas de la explosión de la burbuja inmobiliaria. FannieMae y Freddie Mac perdieron más de 30.000 millones de dólares, pérdidas que fueron cubiertas principalmente con el dinero de los contribuyentes.

La agencia federal ya presentó una demanda contra UBS en julio tratando de recuperar unos 900 millones de dólares. Ahora, con las nuevas demandas aspira a recuperar parte de las pérdidas.

Las hipotecas subprime fueron una de las principales causas de la explosión de la burbuja Con esta iniciativa, el Gobierno estadounidense intenta que los bancos depuren sus responsabilidades por la crisis económica y financiera. El ataque de Washington es parte de una estrategia más amplia de lo que se ha convertido en un colosal enfrentamiento legal desde el colapso de Lehman Brothers.

A nivel local, los fiscales de los 50 estados están negociando con estos mismos bancos un acuerdo monetario y esperan recuperan unos 20.000 millones de dólares, que servirían para ayudar a los estadounidenses que están en riesgo de perder sus casas.

El gigante asegurador AIG presentó en agosto una demanda contra Bank of America por 10.000 millones de dólares por las hipotecas de sus entidades Countrywide Financial y Merrill Lynch.

Por otro lado, la Reserva Federal ha puesto bajo vigilancia a Bank of America, una de las entidades implicadas en las demandas. El regulador ha pedido a la entidad que le presente un plan por si su situación financiera actual empeora, según publicaba ayer The Wall Street Journal.