Público
Público

EEUU devolverá su embajador en Siria tras cinco años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente Barack Obama dio un paso importante el martes para mejorar las tensas relaciones con Siria, anunciando su intención de volver a nombrar un embajador estadounidense en Damasco tras una ausencia de cinco años.

La Casa Blanca dijo que Obama ha nombrado al diplomático de carrera Robert Ford para el puesto. La nominación aún debe ser confirmada por el Senado estadounidense.

"Su nombramiento representa el compromiso del presidente Obama de entablar relaciones para avanzar los intereses estadounidenses al mejorar la comunicación con el Gobierno y el pueblo sirio", dijo en un comunicado la Casa Blanca.

De ser confirmado, Ford "entablará contactos con el Gobierno sirio sobre cómo podemos mejorar las relaciones, mientras aborde áreas de continua preocupación", indicó el texto.

Estados Unidos retiró a su embajador de Damasco en 2005 tras el asesinato en Beirut del ex primer ministro libanés Rafik al Hariri. Los enemigos de Siria en Líbano acusaron a Damasco de estar involucrado, una acusación rechazada por Siria.

Medios sirios y libaneses han informado durante semanas de que Obama tenía previsto nombrar a Ford.

El diplomático, que actualmente es el segundo al mando de la misión diplomática de su país en Bagdad, trabajó anteriormente como embajador en Argelia de 2006 a 2008, y como segundo de la misión en Bahréin entre 2001 y 2004.

Un diario pro-sirio dijo la semana pasada que Damasco había aprobado la solicitud estadounidense de volver a nombrar un embajador.

Las relaciones entre Washington y Damasco han mejorado desde que Obama asumió el cargo hace 13 meses. Los analistas dicen que Washington espera alejar a Siria de la influencia de Irán y conseguir que ayude en la estabilización de su vecino Irak.

No obstante, Obama renovó las sanciones contra Siria el pasado mayo, acusando a Damasco de apoyar el terrorismo, buscar armas de destrucción masiva y desestabilizar a Irak, país con el que comparte una extensa y porosa frontera que ha sido un conducto para el paso del combatientes de Al Qaeda.

Siria e Irán son los principales patrocinadores de Hezbolá, un grupo político y extremista de Líbano que luchó contra Israel en 2006.