Público
Público

EEUU diseñó la fuga de Falciani a España cuando vio que corría peligro

El ex empleado del HSBC que ha roto el secreto bancario suizo se puso en manos de Washington para huir de su país cuando los norteamericanos le informaron de que su vida corría peligro. En la lista de clientes del banco de Ginebra figur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex empleado del Hong Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC) Private Bank en Ginebra, Hervé Falciani, asegura que huyó de su país cuando EEUU le avisó de que se fuese a España porque 'sería fácil que alguien pagara' para que intentaran matarlo. Washington le diseñó a medida la operación de entrada en nuestro país, en donde le aseguraron que, aunque resultaría detenido, también sería protegido y no extraditado. Los norteamericanos conocían hasta el nombre del juez que estaría de guardia en el momento de su aparición España, según cuenta el propio Falciani en una entrevista pubicada hoy en El País.

El informático está colaborando con el departamento de Justicia del Gobierno estadounidense desde junio de 2012, un mes antes de llegar a España, según cuenta en la entrevista, y ahora lo hace también con la Fiscalía de nuestro país. Washington le advirtió entonces de que, puesto que se iba a denunciar al HSBC por su falta de control ante el blanqueo de capitales del narcotráfico o la financiación del terrorismo, su vida estaba en peligro. Siempre según el relato de Falciani, los norteamericanos le instaron a venir a España, desde donde resultaba poco probable que le extraditaran a Suiza (el juicio sobre esta extraditación se celebró el lunes). Berna le acusa -además de espionaje industrial- de intentar lucrarse con la lista de los 130.000 evasores, algo que Falciani niega por activa y por pasiva. Incluso, asegura que la justicia española ha confirmado su falta de interés económico.

Falciani es el reponsable de llevarse una lista de 130.000 clientes de la sagrada banca suiza y cuyos nombres han sido los mejor guardados hasta ahora, que este francoitaliano los ha empezado a desvelar junto a los de los gestores de los bancos, responsables de captar clientes con dinero también de procedencia ilícita. Por el momento, las autoridades españolas tienen una lista de 4.008 evasores fiscales, 1.500 en un primer momento (mayo de 2010) y 2.508 de reciente conocimiento, desde el  pasado 4 de abril. Entre los primeros, se encuentran el médico implicado en la operación Puerto, Eufemiano Fuentes; el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y parte de su familia; el presidente de la multinacional del juego Cirsa, Manuel Lao; el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, o el ex alcalde de Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, también imputado en la Gürtel. La familia Botín optó por pagar a Hacienda unos 200 millones de euros y la denuncia fue archivada.