Público
Público

EEUU evacuará a parte de su personal de la embajada en Serbia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La embajada de Estados Unidos en Belgrado anunció el viernes que decidió evacuar a su personal no indispensable, tras los incidentes del jueves en la capital serbia que acabaron con el incendio de la misión diplomática. 'El personal no indispensable recibió la orden de abandonar temporalmente Belgrado', declaró a la agencia France Press Rian Harris,  una portavoz de la embajada.

'No estamos convencidos de que las autoridades serbias puedan garantizar la seguridad de nuestros empleados', dijo la portavoz, quien precisó que esa medida se aplicará 'durante un periodo inicial de siete a diez días. El embajador (Cameron Munter) y otros miembros de la misión no se irán', aclaró.

Un grupo de manifestantes provocó el jueves un incendio en la embajada, tras una gran manifestación en Belgrado para protestar contra la independencia de Kosovo. Un cuerpo carbonizado, aún sin identificar, fue hallado en la legación tras el asalto, aunque no se trata de un empleado.

La violencia en las calles de Belgrado causó más 130 heridos y la detención de 192 personas.

Atacados por 'matones'

El jueves, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que la misión diplomática fue atacada 'por matones' y que la policía serbia no hizo nada para impedirlo. Añadió que el Gobierno de EEUU ha trasladado a las autoridades serbias su 'preocupación y malestar' por los incidentes.

Además, el Departamento de Estado ha emitido una alerta de viaje a los ciudadanos estadounidenses en Serbia en la que insta a la 'máxima cautela' y a evitar zonas de posibles manifestaciones.

La declaración de independencia de Kosovo el pasado día 17 ha exacerbado la tensión en los Balcanes, y las embajadas estadounienses en repúblicas ex yugoslavas como Montenegro o Bosnia-Herzegovina han endurecido sus medidas de seguridad.

Para muchos serbios, Kosovo tiene la fuerza del mito, como cuna de la nación y centro de un pequeño imperio medieval serbio que cayó ante los avances del poderoso imperio otomano en 1398.