Público
Público

EEUU persigue a un analista del Santander

Puede multarlo con 2,6 millones de euros por usar información privilegiada de la oferta por Potash.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El uso fraudulento de información privilegiada en bolsa está a la orden del día y no se pilla a casi nadie. Pero de vez en cuando los supervisores dan con alguna operación que les permite salvar la cara y asegurar que tienen esta operativa totalmente controlada.

Es el caso de la SEC de Estados Unidos, el regulador de la bolsa, que ha descubierto que dos españoles ganaron supuestamente de forma ilícita 1,07 millones de dólares (840.000 euros) gracias a la información que disponían de que la minera BHP iba a lanzar una oferta por la empresa de fertilizantes Potash.

La operación fue de libro, al menos según la denuncia presentada por la SEC ante los tribunales, y el intento de sacar los beneficios fuera de Estados Unidos delató a los acusados. Se trata de Juan José Fernández García (integrante del departamento de derivados del Banco Santander) y Luis Martín Caro Sánchez, que se enfrentan ahora a una posible multa de 3,3 millones de dólares (unos 2,6 millones de euros). Los jueces les han congelado la cuenta en la que tienen los jugosos beneficios conseguidos en apenas cinco días, y han iniciado un proceso que se demorará entre nueve meses y dos años, aunque no está prevista una pena de cárcel.

García y Sánchez (como los identifica la SEC) invirtieron 61.000 dólares (unos 48.000 euros) en comprar opciones sobre acciones de Potash entre el 12 y el 16 de agosto, y el día 17 (cuando se anunció la opa que, según la SEC, ya sabían que se iba a producir) vendieron todo y se embolsaron un beneficio de 1,1 millones de dólares. Multiplicaron por 18 veces su inversión en sólo cinco días. Su apuesta, que lleva a la SEC a calificar la operación de 'altamente sospechosa', consistía en que las acciones de Potash se iban a revalorizar de 110 a 130 dólares en apenas cuatro días. Y, precisamente, 130 dólares fue el precio al que se lanzó la opa, lo que indica que ambos conocían el precio de la operación. La acción se revalorizó incluso hasta los 148 dólares, lo que aumentó sus ganancias.

Se da la circunstancia de que el Santander es una de las entidades asesoras de BHP en la operación de compra de Potash y también una de las financiadoras. No obstante, todavía está por ver dónde consiguieron la información privilegiada. El Santander asegura que 'ha actuado en todo momento de acuerdo con los procedimientos establecidos'. Por el momento, ha iniciado una investigación interna y ha suspendido de empleo a García.

La SEC estima que el delito de los dos agentes de bolsa fue 'grave', no tanto por la suma en sí, sino por el margen de beneficio, que fue 'extraordinario', declaró a Público Daniel Hawke, jefe de la Unidad de Abusos Bursátiles, una nueva división de la SEC que se creó en enero de este año. 'Estamos hablando de un rendimiento superior al 1.000%, por eso la SEC pide imponer la multa más dura en este tipo de casos, de 3,3 millones de dólares, el equivalente a tres veces la suma estafada'.

Es la primera vez que la SEC sanciona a un español por información privilegiada. Hasta ahora, había multado al empresario barcelonés Francisco Abellán por hinchar el precio de unas acciones.

Por otra parte, la SEC ha concluido la investigación a la filial de Afinsa en EEUU y ha acusado a los dos responsables de la compañía en el país de una estafa que permitió inflar el precio de los sellos.