Público
Público

EEUU pide a las empresas españolas que le ayuden a construir el AVE

"Vengan a ayudarnos a construir la alta velocidad y hacer realidad el sueño de Obama", pide el secretario de Transportes de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Transportes de EEUU, Ray LaHood, pidió hoy a las empresas españolas que vayan a su país para ayudarles a construir la red de alta velocidad ferroviaria y crear empleo. 'Vengan a Estados Unidos para contratar trabajadores estadounidenses y ayudarnos a construir la alta velocidad ferroviaria y hacer realidad así el sueño del presidente Barack Obama', pidió en su intervención en una jornada dedicada al transporte ferroviario.

Tras alabar el AVE español y considerarlo como de primera calidad y como el mejor del mundo, el secretario de Transportes estadounidense dijo que España es un gran país, al que EEUU mirará como fuente de experiencia en materia de alta velocidad ferroviaria. LaHood, en esta su segunda visita oficial a España, indicó que ha ido a quince países en los dos últimos años y ha visto todos los sistemas de alta velocidad del mundo y, 'aunque me dicen que diga que el español es uno de los mejores del mundo, es el mejor'.

EEUU cuenta con un presupuesto ya aprobado de 8.000 millones de dólares (5.621 millones de euros) que destinará al ferrocarril de alta velocidad y hay ya unas 30 empresas extranjeras que se han comprometido con su construcción, entre ellas las españolas Caf y Talgo. LaHood se mostró convencido de que ese gran proyecto, unido al continuo crecimiento del sistema del transporte ferroviario de mercancías -ámbito en el que EEUU es líder mundial- creará empleo a corto plazo en el sector de la construcción y del transporte ferroviario que ayudará a EEUU a superar la crisis.

En su opinión, la alta velocidad mejorará la competitividad de EEUU y permitirá hacer frente al crecimiento de la población, que se prevé que aumentará en 100 millones de personas en los próximos 20 años. Aunque en EEUU, como en España antes de la construcción de la primera línea Madrid-Sevilla, hay escépticos que consideran que al país le basta un transporte de segunda clase, Obama no piensa así y su sueño es que un 80 % de los americanos esté conectado al AVE estadounidense en los próximos 20 años.