Público
Público

EEUU planea trasladar a algunos detenidos desde Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno estadounidense anunciará el martes planes para comprar una prisión de Illinois con la intención de enviar a una cantidad limitada de reos desde la prisión militar en la Bahía de Guantánamo, dijo el lunes un responsable.

El presidente Barack Obama ha ordenado que el Gobierno federal proceda con la compra del Centro Correccional Thomson en Illinois, "para albergar a reos federales y un número limitado de detenidos" procedentes de Guantánamo, dijo el responsable estadounidense.

"Cerrar el centro de detención en Guantánamo es esencial para proteger nuestra seguridad nacional y ayudar a nuestros soldados a terminar con una herramienta letal de reclutamiento de las manos de Al Qaeda", agregó.

Este "anuncio es un paso importante adelante mientras trabajamos para lograr nuestros objetivos de seguridad nacional", agregó.

Cuando Obama asumió su cargo en enero, se puso un plazo de un año para cerrar la prisión. Pero los republicanos y otros grupos criticaron el plan de su Gobierno de trasladar a los prisioneros a Estados Unidos y juzgarlos en tribunales civiles por considerarlo un riesgo de seguridad.

El Congreso aprobó una ley que prohíbe que los detenidos de Guantánamo sean llevados a suelo de Estados Unidos a menos que vayan a ser juzgados. Los demócratas, que controlan ambas cámaras del Congreso, están planificando levantar esa restricción si el Gobierno presenta un plan aceptable para manejar a los prisioneros.

Una parte de la prisión de Illinois en una zona rural del oeste de Chicago sería utilizada para alojar a detenidos de la prisión de Bahía de Guantánamo, Cuba, que fue abierta en 2002 para recibir a sospechosos después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El responsable estadounidense dijo que el gobernador de Illinois Pat Quinn y el senador de Illinois Dick Durbin viajarán a Washington el martes para ser informados sobre la decisión en la Casa Blanca.

Durbin y Quinn dijeron la semana pasada que la instalación de Illinois, que está prácticamente vacía, sería convertida en una prisión federal de máxima seguridad, y una parte de ella sería alquilada al Departamento de Defensa para recibir a algunos detenidos.