Público
Público

EEUU pone en duda la rigurosidad de las pruebas

Los analistas opinan que los criterios no fueron tan estrictos como en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Bolsa de Nueva York apenas se inmutó ayer tras los resultados de las pruebas europeas, primero debido a la falta de grandes noticias y luego por poner en duda la metodología de los test.

A media sesión, el mercado bursátil trató de afianzar una tendencia al alza después de acoger sin sobresaltos los primeros datos de las pruebas de solvencia, más centrado en calibrar las cuentas de algunas grandes empresas estadounidenses, que en el caso de Verizon, Ford o Honeywell, fueron más favorables de lo previsto en un principio.

En Estados Unidos, se piensa que las pruebas llevadas a cabo no siguieron criterios tan estrictos como los que se aplicaron a su propio sector bancos hace un año. 'La credibilidad de las pruebas es un componente esencial de este informe que se ha realizado para calmar la industria bancaria europea', decía ayer el diario Wall Street Journal poco después de conocer los resultados. 'Basados en las primeras reacciones, muchos no parecen pensar que los test fueron muy rigurosos. El informe, sin embargo, puede contribuir a restaurar la confianza', señalaba el periódico.

También se ha criticado la falta de datos sobre la metodología. 'Para ser un ejercicio de transparencia, el proceso ha sido increíblemente opaco', subrayaba Gava Nolan, analista de la firma de servicios financieros Markit. 'El mercado es un poco escéptico', decía Todd Colvin, de MF Global. 'No es una imagen del todo completa. Está muy bien que los bancos franceses y alemanas hayan pasado las pruebas con holgura pero ¿qué nos están ocultando?', se preguntaba el analista.

Semanas antes de que se anunciaran los resultados, ya se conocían algunas conclusiones debido a varias filtraciones. La falta de sorpresas también contribuyó a la falta de reacciones. 'Hubo tantas filtraciones... se sabía que la mayoría de los bancos pasarían las pruebas, y las que fallarían recibirían ayuda de sus gobiernos', aseguró Greg Simmons, analista de Economics Now.