Público
Público

EEUU prevé un "giro drástico" en Afganistán si se logra coordinar el esfuerzo civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa Blanca auguró ayer un "giro drástico" en el progreso que quiere alcanzar con su nueva estrategia en Afganistán si la comunidad internacional logra impulsar un esfuerzo civil organizado y cohesionado en el país centroasiático.

En declaraciones a la prensa extranjera para explicar la nueva estrategia de Estados Unidos para Afganistán, anunciada ayer por el presidente, Barack Obama, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, James Jones, explicó que en la lucha contra el extremismo no se puede triunfar únicamente con "bombas y balas".

Por ello, destacó, "la parte más significativa" del cambio estratégico del nuevo Gobierno de Estados Unidos es el esfuerzo civil mediante el cual pretende fortalecer el Estado de Derecho, reducir la corrupción y adiestrar a las fuerzas de seguridad, entre otras medidas.

Según Jones, lo que señala la nueva estrategia es el "reconocimiento de que la solución militar probablemente no pueda lograr todos los objetivos" que se plantean en Afganistán, y que los esfuerzos en los últimos años han sido "deficientes".

Agregó que lo hecho hasta ahora muestra "falta de coordinación" en algunos aspectos, porque no se ha visto el progreso esperado.

En este contexto, Jones destacó que "mientras que las contribuciones militares siempre son bienvenidas" por parte de Estados Unidos, lo que se necesita hacer ahora mismo es poner el hincapié en el esfuerzo civil.

"Necesitamos un Ejército y una Policía más robustas para que puedan hacerse cargo de las zonas rurales y proporcionar la seguridad permanente necesaria para que los terroristas no vuelvan", explicó.

El consejero de Seguridad Nacional indicó que lo que Estados Unidos necesita para forjar más estabilidad en Afganistán son ingenieros, profesores, más escuelas y hospitales y personas que puedan formar y entrenar a las fuerzas de seguridad.

Todo eso no puede hacerse sin coordinación entre los países que accedan a ayudar a Estados Unidos a la hora de poner en práctica su nueva estrategia, insistió Jones.

El asesor de Obama en materia de seguridad explicó que en el país centroasiático ya están presentes importantes organizaciones como la Unión Europea, la OTAN, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional y muchas ONG, todos ellas "tratando de hacer cosas maravillosas".

"Si logramos la misma cohesión y organización en la parte civil (de la estrategia) que la que tenemos en la militar, entonces creo que se va a ver algún giro drástico en el progreso que podamos conseguir en Afganistán; y ése es realmente el objetivo" de Estados Unidos, subrayó Jones.

Por eso, la Casa Blanca espera que en la conferencia internacional sobre Afganistán, que se celebrará el próximo martes en La Haya, y a la que asistirá la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el representante especial para la región, Richard Holbrooke, "sea el comienzo de un nuevo esfuerzo" para poner en práctica la nueva estrategia en ese país.

En esa conferencia, dijo Jones, Estados Unidos espera que se crea "una nueva conversación" entre los más de 75 países que asistirán para establecer el marco y los requisitos de este nuevo esfuerzo y esta nueva estrategia del presidente Obama.