Público
Público

EEUU reclama 5.000 millones a la agencia que le quito la triple A

El Departamento de Justicia reclama una indemnización por fraude a Standard & Poor's. La agencia de calificación crediticia ha sido acusada de causar la crisis económica ignorando altos riesgos para ampliar su volumen de ne

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Departamento de Justicia de EE.UU anunció hoy una demanda civil contra la agencia Standard & Poor's (S&P) a la que acusa de 'inflar deliberadamente' la calificación de activos financieros de alto riesgo que causaron pérdidas por valor de más de 5.000 millones de dólares (3.687 millones de euros).

'Al inflar deliberadamente calificaciones de crédito para las CDO (obligaciones de deuda secundaria), S&P confundió a los inversores, incluyendo a muchas instituciones financieras aseguradas por el Gobierno, provocando que perdieran millones de dólares', dijo el fiscal general de EE.UU., Eric Holder, en una rueda de prensa. La demanda, presentada el lunes en un tribunal federal de Los Ángeles (California), acusa a la agencia de ignorar los riesgos con el fin de ampliar su volumen de negocio con los bancos. 'Esta supuesta conducta es indignante, y está en el centro de la crisis financiera (de 2008)', indicó Holder.

El Departamento de Justicia reclama una indemnización por las 'potenciales pérdidas' derivadas de los seguros con fondos federales a las instituciones financieras que ha cifrado en 5.000 millones de dólares (3.687 millones de euros), 'en una valoración conservadora que puede cambiar a medida que evolucione el proceso judicial', explicó el fiscal general adjunto Tony West.

'Documentos internos de S&P demuestran que  manipuló y cambió sus modelos de calificación para ajustarse a las necesidades de negocio de la compañía', afirmó West. Desde el estallido de la burbuja financiera en EE.UU., varias agencias y organismos federales han investigado la actuación de las agencias de calificación para tratar de dilucidar si violaron la ley o fallaron a la hora de predecir la crisis inmobiliaria. West evitó hoy hablar de posibles futuras demandas contra otras compañías, como Fitch o Moody's, que hicieron trabajos similares.

S&P informó el lunes de que una demanda contra ella 'carecería de pruebas legales o fácticas'. Una demanda 'ignoraría los hechos fundamentales de que S&P revisó los mismos datos de las hipotecas de alto riesgo al igual que el resto del mercado -incluidos los funcionarios gubernamentales que en 2007 indicaron que los problemas de estas hipotecas parecían estar contenidos', agregó la agencia en un comunicado. McGraw-Hill, propietaria de Standard & Poor's, caía hoy a mediodía un 5,47 % en la bolsa de Nueva York.

La contienda entre la agencia de calificación y Estados Unidos comenzó en enero de 2011 cuando Standard & Poor´s rebajó de escalón la deuda estadounidense por primera vez en la historia, al pasarla de AAA, la máxima posible, a un escalón menos AA+.  Moody´s y Fitch, otra de las grandes agencias, había mantenido el status de la deuda del país de Obama tras el anuncio del Congreso de haber alcanzado un acuerdo sobre el límite de endeudamiento.

La agencia Standard & Poor's (S&P) consideró hoy que la demanda del Departamento de Justicia de EE.UU. carece de base y que 'no son ciertas' las acusaciones de que infló sus calificaciones de ciertos productos financieros antes de la crisis de 2008.

'Nuestras calificaciones reflejaron siempre nuestro mejor juicio (...). Desafortunadamente, S&P, como todos los demás, no predijo la velocidad y la gravedad de la crisis que se cernía y cómo afectaría a la calidad del crédito', informó la agencia calificadora en un comunicado.También agregó que el Departamento de Justicia ha elegido a su conveniencia correos electrónicos internos, y ha sacado fuera de contexto algunos comentarios incluidos en ellos.

'Cuando se conozcan en los tribunales todos los hechos quedará claro que los correos electrónicos y las anécdotas que se citan no prueban ningún delito', añadió S&P, una compañía del grupo McGraw-Hill.