Público
Público

EEUU sale de la recesión, pero encara una recuperación lenta

El PIB crece un 3,5% en el tercer trimestre, después de un año de tasas negativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Ha acabado la recesión en EEUU? Oficialmente sí. Por primera vez después de doce meses de caída consecutiva, la economía estadounidense creció entre julio y septiembre un 3,5%, en tasa trimestral anualizada. EEUU mide de forma distinta a Europa las variaciones del PIB; su dato sería equivalente a un aumento trimestral del 0,8% aproximadamente. Se espera sin embargo que la recuperación sea lenta, con altas tasas de paro y un mercado crediticio todavía atrofiado.

Los datos publicados por el Departamento de Comercio rebasaron los pronósticos de los analistas que, en promedio, habían calculado un ascenso de 3,2% del PIB. Aún así, muchos se mantuvieron prudentes: las cifras están sujetas a ser fuertemente modificadas en los próximos meses (el dato se revisa hasta tres veces), con datos más completos.

Una vez más, el consumo, que representa un 70% de la actividad económica, hizo de motor de arranque. El gasto aumentó un 3,4% en el tercer trimestre, tras descender un 0,9% en el segundo y aportó 2,36 puntos porcentuales al alza del PIB.

El crecimiento, el primero desde el segundo trimestre de 2008, sirve de confirmación no oficial de que la recesión más profunda y prolongada desde los años treinta ha terminado. La crisis empezó en diciembre de 2007 y fue empeorando: entre junio de 2008 y junio de 2009, la economía se contrajo un 3,8%, el peor dato en siete décadas.

'Obviamente estas son buenas noticias', dijo el presidente Barack Obama, al considerar los datos como una validación de la masiva intervención gubernamental. 'Pero también sabemos que todavía nos queda mucho camino para restaurar nuestra economía y recuperarnos de lo que ha sido la mayor y más profunda recesión desde la Gran Depresión', agregó. El crecimiento del PIB, aseguró el presidente estadounidense, confirma que 'las medidas que hemos tomado han marcado la diferencia'.

Pero la economía sigue siendo frágil y la tasa de paro, 9,8%, la más alta en los últimos 26 años, muestra que más allá de la estadística, queda todavía mucho por hacer. Con un déficit de 1,4 billones de dólares, el margen de maniobra del Gobierno, es muy escaso.

Lo subrayó ayer el Secretario del Tesoro, Tim Geithner, en una comparecencia ante el Congreso, al recordar que la recesión sigue siendo algo 'muy presente y agudo' en muchos hogares estadounidenses.