Público
Público

EEUU señala que abrir Gaza acabaría con el contrabando de armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El enviado estadounidense George Mitchell dijo el jueves que abrir la Franja de Gaza a los productos comerciales podría ayudar a acabar con el contrabando que Israel teme que pueda reabastecer los arsenales de Hamás.

Sin embargo, señaló que la Autoridad Palestina del presidente Mahmud Abas debe ayudar a supervisar los pasos, una exigencia considerada como un gran punto de fricción en las negociaciones patrocinadas por Egipto con Hamás, que controla la Franja de Gaza, para alcanzar un alto el fuego a largo plazo.

"Para tener éxito en evitar el tráfico ilícito de armas hacia Gaza, debe haber un mecanismo que permita el flujo de bienes legales, y eso debería ocurrir con la participación de la Autoridad Palestina", dijo Mitchell tras reunirse con Abas.

La Autoridad Palestina, respaldada por Occidente, conserva el control en Cisjordania después de que Hamás expulsara de Gaza en enfrentamientos en 2007 a su movimiento Al Fatah.

Los ataques de cohetes palestinos y ofensivas aéreas israelíes producidos en los últimos dos días han amenazado con socavar los esfuerzos de Mitchell para consolidar un frágil alto el fuego en Gaza, que entró en vigor el 18 de enero poniendo fin a 22 días de combates.

El miércoles por la noche, milicianos palestinos lanzaron un cohete desde Gaza a Israel, el primero desde el incio de la tregua, y otro el jueves. Nadie salió herido.

Entonces, aviones israelíes atacaron el sur de la Franja de Gaza una fundición de metal que según el Ejército era una fábrica de armas, en un incidente que no dejó víctimas. También atacó a una motocicleta, hiriendo a dos milicianos y a 10 jóvenes que pasaban por el lugar, indicaron fuentes médicas.

POSICIONES ENFRENTADAS

Mientras Israel dijo que el principal objetivo de su asalto a Gaza era poner fin al disparo de cohetes a sus pueblos, Hamás insiste en que no puede haber una tregua duradera hasta que termino el bloqueo casi total al tráfico de bienes hacia Gaza, que se endureció cuando Hamás llegó al poder.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha enviado a Mitchell en una misión de una semana en una primera señal del compromiso del nuevo Gobierno de promocionar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

El líder de Hamás en la Franja de Gaza, Ismail Haniya, se refirió en declaraciones en el canal Al Aqsa TV a la promesa de Obama de llevar el cambio tras la presidencia de Bush.

"Tenemos esperanzas de que habrá una revisión completa por parte del presidente y su Gobierno respecto a Oriente Próximo y concretamente al caso palestino", dijo Haniya.

Pero según se acercan las elecciones israelíes del 10 de febrero, los líderes del país endurecen sus palabras sobre la seguridad, una de las principales preocupaciones de los votantes.

Los políticos han prometido una fuerte respuesta a la explosión en la que murió el martes un soldado israelí en la frontera de Gaza, además de a los cohetes.

Por su parte, los milicanos palestinos dijeron que los cohetes eran una represalia a la muerte de tres palestinos a manos de Israel desde el inicio de la tregua.

Unos 1.300 palestinos, incluyendo al menos 700 civiles, murieron durante la ofensiva en Gaza, según el Ministerio de Salud gestionado por Hamás. Las bajas de Israel son 10 soldados y tres civiles.