Público
Público

EEUU valora el esfuerzo del Gobierno ante la piratería pero pide "hacer más"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Embajada de Estados Unidos en España ha valorado hoy "los esfuerzos" que el Gobierno y la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, están haciendo para proteger la propiedad intelectual en Internet, aunque ha pedido "hacer algo más" para lograr este objetivo.

EEUU ha hecho esta solicitud después de que el Congreso rechazara ayer, martes, la llamada "ley Sinde", que defendía el cierre o bloqueo de páginas web de descargas por orden judicial, han informado a Efe fuentes de su embajada en Madrid.

La legación que dirige Alan Solomont ha eludido pronunciarse sobre la decisión adoptada por la Cámara Baja, con el apoyo de todos los grupos, salvo el PSOE, al considerar que no es competencia suya juzgar la acción del Parlamento o del Gobierno.

No obstante, ha recordado que la lucha contra las descargas ilegales en Internet es "uno de los problemas importantes" para Estados Unidos y su industria audiovisual por los perjuicios económicos y de otra índole que causan.

Por este motivo, la Embajada de EEUU cree que "España tiene que hacer algo más para proteger los derechos de propiedad intelectual de todo tipo de autores", si bien "aplaude los esfuerzos del Gobierno y de la ministra González-Sinde" para lograr este fin, según las fuentes.

Estados Unidos ha defendido siempre objetivos "claros, consistentes y públicos" para combatir las páginas de descargas que vulneran los derechos de los creadores, añade la embajada.

España está en la lista de países que no toman medidas suficientes contra la piratería intelectual, según el informe que redacta cada año la Oficina del Representante de Comercio Exterior de EEUU, conocido como "Special 301".

Los documentos secretos de WikiLeaks revelados esta semana por el diario "El País" ponen de manifiesto que varios miembros del Gobierno, entre ellos González-Sinde, pidieron a la embajada estadounidense en Madrid que les ayudase a sumar fuerzas para sacar adelante la ley antidescargas y presionar al PP, PNV y CiU para que la apoyasen durante su tramitación parlamentaria.