Público
Público

EEUU ve aumento de infecciones secundarias después de gripe H1N1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Maggie Fox

Funcionarios de salud de EstadosUnidos dijeron el miércoles que están viendo un preocupantepatrón de infecciones bacterianas graves en pacientes queinicialmente tuvieron gripe H1N1, sobre todo en adultos jóvenesque no suelen ser vulnerables a ellas.

El patrón es típico de las pandemias, como la actual deinfluenza H1N1, pero muestra la necesidad de que médicos ypacientes se mantengan alertas a las infecciones y las tratenrápidamente, dijo a periodistas la doctora Anne Schuchat, delos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC por su sigla en inglés).

"Estamos observando un incremento de las infeccionesneumocócicas graves en todo el país", señaló Schuchat en unaconferencia telefónica.

"Ese es el tipo serio de enfermedad neumocócica en el quelas bacterias invaden la sangre y otras zonas internas. Estasinfecciones denominadas secundarias pueden seguir a unainfección con un virus, como el de la gripe, y suelenregistrarse en quienes mueren por la influenza", añadió.

Una mirada de cerca en Denver reveló 58 casos deinfecciones graves con Streptococcus pneumoniae en octubre, unmes en que suelen observarse unos 20 casos, dijo Schuchat.

Y mientras que esas infecciones normalmente atacan a laspersonas de más de 65 años, éstas se registraron sobre todo enmenores de 60, agregó la funcionaria.

"Los hallazgos en Denver probablemente reflejan infeccionesque están ocurriendo en otras partes del país, donde lavigilancia no ha sido tan invasiva", expresó Schuchat.

Merck fabrica una vacuna llamada Pneumovax para proteger alos adultos de 23 cepas de esta bacteria, la cual estárecomendada para los adultos con diabetes, asma, cáncer y otrascondiciones, así como también para los fumadores.

Pero sólo un cuarto de los adultos que deberían recibiresta inmunización lo hace, añadió la funcionaria de los CDC.

Los niños están protegidos contra siete cepas de estabacteria neumocócica, a través de la vacuna Prevnar de PfizerInc.

Las infecciones por estreptococo pueden tratarse conantibióticos y los síntomas suelen ser claros, dijo Schuchat.

"Tener fiebre alta y tos y luego sentirse mal y de repente,mejor y luego de pronto volver a empeorar; esa es una señal dealerta grave", señaló la experta.

El Gobierno de Estados Unidos está tratando de vacunar a160 millones de personas con alta prioridad contra la gripepandémica H1N1, pero las compañías están teniendo problemaspara desarrollar la vacuna.

Hasta el miércoles, Schuchat dijo que se habían usado oestaban lista para ello 61,2 millones de dosis.

La funcionaria manifestó que los controles, por el momento,demostraron que la vacuna pandémica es tan segura como lainmunización contra la influenza estacional.

"No vemos ningún problema", declaró Schuchat. Se informaron10 casos de una condición neurológica rara llama síndrome deGuillain Barre en personas que se vacunaron, pero es una cifraque no supera la que se vería en personas no vacunadas,añadió.

"Hasta el momento, los datos de la vacuna sugieren que esuna vacuna segura", indicó la funcionaria.

Los CDC estiman que la influenza H1N1 infectó al menos a 22millones de estadounidenses y causó la muerte de 3.900.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que lapandemia se está moviendo de oeste a este y que parece haberalcanzado un pico en Estados Unidos y en las zonas másoccidentales de Europa.

La agencia de Naciones Unidas estima que se han distribuidoa nivel global 80 millones de dosis de la vacuna.