Público
Público

EEUU y Rusia se comprometen a "empezar de nuevo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se reunió el viernes con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, al que le presentó un simbólico botón rojo de "reinicio" para mejorar unas relaciones que se habían deteriorado al nivel más bajo desde la Guerra Fría durante el mandato de George W. Bush.

Tras una cena de trabajo en Ginebra, la secretaria de Estado admitió que el relanzamiento de las relaciones llevará tiempo y para lograrlo se necesita más confianza, previsibilidad y avances.

"Este es un nuevo comienzo, no sólo para mejorar nuestras relaciones bilaterales, sino para liderar al mundo en áreas importantes", dijo Clinton en una rueda de prensa, subrayando las armas nucleares y la seguridad nuclear como sus dos prioridades.

"Hemos discutido una serie de asuntos específicos donde creemos que es importante trabajar juntos para avanzar. No hay tiempo que perder en varios de estos desafíos significativos, así que comenzaremos a trabajar inmediatamente para pasar de las palabras a los hechos".

Simbolizando la intención del Gobierno del presidente Obama, Clinton ofreció a Lavrov una caja pequeña y amarilla con un botón rojo que ponía "reinicio", diciéndole: "Queremos reiniciar nuestra relación, así que lo haremos juntos".

Lavrov, por su parte, dijo que ambos comparten las mismas prioridades, y que trabajarán juntos de manera abierta y sincera, incluso donde haya diferencias.

"Comprendimos que nuestras relaciones bilaterales hoy tienen una oportunidad que no podemos permitirnos perder", afirmó.

El tono de ambos fue un claro contraste con las frías relaciones en la época de Bush, que empeoraron por cuestiones como la intervención militar rusa en Georgia en el verano de 2008 y los planes estadounidenses de construir un sistema de interceptación de misiles en el este de Europa.

REDUCCIÓN DE ARSENALES

Clinton agregó que Estados Unidos espera tener un nuevo acuerdo sobre control de armamento con Rusia para finales de este año, cuando expire el actual Tratado Estratégico de Reducción de Armas (START, por sus siglas en inglés). Lavrov calificó el actual tratado, de 1991, de obsoleto.

Además de intentar reducir sus arsenales, las dos potencias acordaron trabajar juntos para evitar la proliferación nuclear.

"Tenemos una profunda preocupación por la proliferación de armas de destrucción masiva. Ambos países creemos que tenemos una responsabilidad para dirigir en esta importante cuestión", afirmó Clinton.

"La amenaza más grave a la que se enfrenta la humanidad (...) es una posible arma nuclear en manos de alguien irresponsable. Tanto Rusia como América saben que tienen que trabajar juntos para prevenirlo", dijo.

Lavrov indicó que Moscú y Washington intentarán alcanzar pronto un acuerdo sobre cómo tratar con los programas nucleares de Irán y Corea del Norte. Además intentó calmar la preocupación estadounidense sobre el interés iraní en comprar sistemas rusos de defensa aérea, que podrían ayudarle a defenderse de posibles ataques aéreos de Israel o EEUU.

"Estamos suministrando armas defensivas no desestabilizadoras", señaló.

La cuestión del sistema antimisiles estadounidense en Europa solo se trató de manera general, dijo a la prensa un alto cargo estadounidense. Rusia lo considera como una amenaza, pero Obama ha insistido en que está dirigido a posibles misiles desde Irán.

El ministro ruso también dijo que esperan mejorar las relaciones económicas con Estados Unidos. .