Público
Público

Egunkaria, un juicio con la oposición del fiscal

Mañana comienza en la Audiencia Nacional la cuestionada vista oral contra los responsables del desaparecido diario en euskera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional comienza mañana el juicio oral por el cierre, en febrero de 2003, del único diario publicado entonces en euskera, Euskaldunon Egunkaria. En el banquillo de los acusados, se sientan cinco responsables del periódico, incluido su director, Martxelo Otamendi, que se enfrentan a penas de 12 a 14 años de prisión bajo la acusación de un delito de pertenencia ETA. La fiscalía pidió archivar la causa ya en 2006 por falta de pruebas.

Egunkaria nació en 1990 y llegó todos los días a los quioscos hasta el 20 de febrero de 2003, cuando la Guardia Civil lo clausuró en una operación dirigida por el juez Juan del Olmo. El golpe dejó sin el único periódico en euskera a alrededor de 40.000 lectores.

El fiscal sostiene que no hay pruebas para justificar las acusaciones

El caso ha sido cuestionado abiertamente desde entonces en distintos ámbitos y estamentos, también en el judicial. Por primera vez, una causa motivada supuestamente por una investigación sobre ETA desemboca en un juicio oral en contra del criterio de la Fiscalía, sin haber acusación particular y sobre la única base de la acusación popular, representada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la plataforma Dignidad y Justicia.

La fiscalía de la Audiencia Nacional pidió el sobreseimiento del caso por el cierre de Egunkaria en diciembre de 2006 con el argumento de que las investigaciones realizadas desde 1990 el procedimiento se basa en documentos fechados entre ese año y 1993 no habían aportado pruebas 'suficientes' para justificar la incriminación de los cinco responsables del diario por presunta pertenencia a ETA.

El fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, apuntaba también en su informe que el análisis de los documentos ponía de manifiesto que la interpretación realizada por la Guardia Civil 'carece de solidez' y que 'existen otras interpretaciones más razonables, pero favorables al reo'. A juicio del fiscal, cabe deducir 'claramente las reticencias de los dirigentes del periódico a una propuesta supuestamente proveniente de ETA'.

'No estando acreditado', decía la Fiscalía en otra parte de su informe, 'que el periódico Egunkaria hubiera servido para financiar a la banda terrorista ETA (); no constando que el diario Egunkaria, y tampoco los procesados, hubieran servido a los fines de ETA; no constando que los procesados hayan legitimado las acciones terroristas o hayan exculpado o minimizado el significado antidemocrático y de violación de derechos fundamentales que conlleva la actuación de dicha banda (); no constando que los procesados hayan prestado alguna ayuda ni específica ni genérica dirigida a apoyar en concreto la colaboración con el terrorismo, resulta improcedente abrir el juicio oral'.

En cualquier caso, contra este criterio de la Fiscalía, el pasado 30 de julio, la Audiencia Nacional decidió celebrar el juicio oral que comienza mañana con cinco acusados en el banquillo: Martxelo Otamendi, director de Egunkaria; Joan Mari Torrealdai, presidente del Consejo de Administración; Iñaki Uria, consejero delegado; Txema Auzmendi, secretario del Consejo de Administración; y Xabier Oleaga, ex subdirector de Egunkaria.

El procedimiento contra el periódico tiene una segunda parte, la económica, por presunta falsificación de cuentas y fraude fiscal. Esta se encuentra aún en fase de instrucción e imputa a Torrealdai, Uria, Auzmendi y otras cinco personas.

Aparte del procedimiento impulsado por la Audiencia Nacional, quedan también por resolver las denuncias de torturas por parte de la Guardia Civil presentadas por algunos de los inculpados. El director del diario ha llevado su caso hasta el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, mientras que la denuncia de Oleaga está pendiente en el Tribunal Constitucional. El recurso de Uria fue desestimado. 'Nos obligaron a hacer gimnasia desnudos, a algunos les pusieron la bolsa de plástico en la cabeza, otros fuimos objeto de vejaciones homofóbicas', denuncia Otamendi.

Esta causa ha suscitado un sinfín de movilizaciones. Tras su cierre, desencadenó una de las mayores manifestaciones celebradas en Euskadi. Ante el inicio del juicio, el diario y los imputados han recibido también estas semanas la solidaridad de más de un centenar de escritores, de Euskadi y Catalunya especialmente, de la mayoría sindical del País Vasco, de representantes del deporte y de profesionales de distintos medios de comunicación, entre otros sectores.