Público
Público

Ejecutado el francotirador que aterrorizó Washington en 2002

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

John Allen Mohamed fue ejecutado el martes por planear y realizar en 2002 una decena de ataques como francotirador junto a un cómplice adolescente que acabaron con 10 muertos y aterrorizaron al área de Washington D.C., un año después de los atentados del 11 de septiembre.

Mohamed, de 48 años, fue ejecutado con una inyección letal en el Centro Correccional Greensville de Jarratt, Virginia, dijo el portavoz del departamento penitenciario del estado Larry Traylor.

"Se declaró su fallecimiento a las 21:11 hora local (01:11 hora GMT) No hubo complicaciones. Se le preguntó al señor Mohamed si deseaba hacer una declaración final. Él no respondió o hizo ninguna declaración", declaró Traylor a la prensa. "Las cosas se desarrollaron con normalidad".

Tres periodistas que presenciaron la ejecución dijeron que un bien afeitado Muhammad se mostró estoico cuando fue amarrado y cuando se le administró la inyección letal.

Mohamed fue condenado por el asesinato de Dean Harold Meyers en una gasolinera cerca de Manassas, Virginia, en el período de tres semanas en octubre de 2002 en el que realizó ataques de francotirador que se extendieron por Maryland, Virginia y el distrito de Columbia.

Paul Ebert, el fiscal de Virginia que consiguió la condena de pena capital contra él, se encontraba entre los funcionarios y los familiares de las víctimas que presenciaron la ejecución.

"Murió de manera muy pacífica, mucho más que la mayoría de sus víctimas. Obtuve una sensación de cierre y espero que ellos también", dijo Ebert a la prensa.

La ejecución se produjo después de que el Tribunal Supremo el lunes y el gobernador de Virginia, Timothy Kaine, el martes, rechazaran su petición de clemencia argumentando enfermedad mental.

CÓMPLICE ADOLESCENTE

Su cómplice adolescente, Lee Boyd Malvo, también fue condenado en un juicio separado por otra muerte en Virginia y cumple una cadena perpetua en prisión. Malvo tenía 17 años en el momento de los ataques.

Existe la duda respecto a cuántas de las víctimas murieron a manos de Malvo y cuántas fueron disparadas por Mohamed, aunque los tribunales dictaminaron que ambos actuaron juntos en todos los ataques.

Los ataques aterrorizaron a la población de la capital estadounidense un año después de que un avión secuestrado atacara el Pentágono el 11 de septiembre de 2001, y del envío de cartas con ántrax a políticos y grupos de medios.

La pareja disparó contra personas inocentes que realizaban tareas comunes de la vida diaria en lugares como gasolineras, aparcamientos de centros comerciales y en el exterior de restaurantes y escuelas.

Las autoridades dijeron que Mohamed y Malvo hicieron un agujero especial en la parte trasera de un Chevrolet Caprice modelo 1990 y que disparaban con un rifle a través del maletero del vehículo.