Público
Público

La Ejecutiva del PP afirma que "no habrá próxima vez"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y el Comité Ejecutivo de la formación han querido transmitir el martes un mensaje de unidad y se han comprometido ante la sociedad española a que las desavenencias de las últimas semanas no se vuelvan a repetir.

"En palabras de Rajoy, y del PP de toda España (...), ha decidido trasladar a la sociedad española un mensaje: no habrá próxima vez", dijo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras la reunión, en una disculpa por la imagen dada por su partido a raíz de la trama de corrupción Gürtel y la pugna por el control de Caja Madrid.

Además, Rajoy, en unas palabras refrendadas por la gran mayoría de los 26 intervinientes en la Ejecutiva, ha acordado que los asuntos internos del PP no se vuelvan a ventilar en público, según explicó Cospedal en rueda de prensa.

"Hemos considerado inadmisible que se hagan manifestaciones publicas sobre asuntos internos del partido, o que se haga críticas a compañeros de manera pública o a través de medios de comunicación; que se presione públicamente a órganos del partido y que se impongan las obligaciones que a todos nos imponen los estatutos", agregó Cospedal.

El Comité Ejecutivo estaba reunido desde las 11 de la mañana para zanjar las desavenencias de las últimas semanas, con la destacada ausencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que no asistió para que sus compañeros pudieran abordar con independencia las críticas del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, en una entrevista en el diario El País.

"La razón por la que no he acudido (...), cosa rarísima en mí porque siempre acudo, es que he pensado que como muy probablemente se va a hablar del 'caso Cobo', van a reflexionar con más libertad y tranquilidad en mi ausencia", indicó la dirigente 'popular' madrileña.

AGREDIDA

Cobo, que calificó "de vómito" el trato dispensado por Aguirre y su entorno al ex director gerente del FMI Rodrigo Rato y podría ser suspendido, transmitió al Comité Ejecutivo que entendía que su actuación no había sido la correcta y afirmó que se atendría a la decisión que adopte mañana el Comité de Derecho y garantías, según explicó Cospedal.

La secretaria general 'popular' no entró a valorar la ausencia de la dirigente madrileña, que continuó arremetiendo contra el político aliado del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, a su vez enfrentado con Aguirre.

Tras la reunión, la presidenta madrileña dijo que le daba la impresión "de que la agredida, la víctima, que soy yo, se coloca al mismo nivel que el agresor" y calificó de "muy lamentable" la equidistancia entre los agresores y las víctimas.

El lunes pareció aclararse la disputa por Caja Madrid, cuando el vicepresidente madrileño, Ignacio González, que hasta ahora era supuestamente el candidato de Aguirre, respaldó públicamente a Rato, después de que al parecer la presidenta telefoneara el domingo al ex vicepresidente del Gobierno ofreciéndole su apoyo para el cargo.

Al Comité Ejecutivo sí asistió el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, uno de los protagonistas del otro frente que tiene abierto el PP.

Camps remodeló el lunes la cúpula del PP de su región, en una reorganización del partido necesaria tras la salida del ex secretario general Ricardo Costa, vinculado con la trama de corrupción Gürtel y que ha tenido desavenencias con el PP nacional.