Público
Público

La Ejecutiva del PSOE, preocupada por la "ambigüedad" del PSC

Los socialistas acuerdan abordar el debate sobre la posición que mantienen sus socios catalanes después de la Conferencia Política del mes que viene. Desde Ferraz reconocen que a partir de entonces se hará "un mayor esfu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todos los partidos estatales se están viendo afectados por el conflicto abierto entre Catalunya y España desde que en septiembre de 2012, con la celebración de la Diada, emergiera una ola independentista sin precedentes entre los ciudadanos catalanes. Pero si algo ha puesto de manifiesto el proceso abierto por la ciudadanía catalana, que pretende culminar con una consulta soberanista, ha sido la dificultad que tienen los partidos socialistas a la hora de defender en Barcelona y en Madrid un mismo discurso sobre el modelo territorial.

El asunto parece preocupar tanto al PSOE como al PSC porque así volvió a quedar ayer de manifiesto en la reunión de la Ejecutiva federal que se celebró en Toledo, según han explicado a Público fuentes que asistieron a la misma. El asunto, que no estaba en el orden del día, surgió esta vez dos días después de que los socialistas catalanes recibieran un aluvión de críticas por parte de la derecha española por no asistir a la manifestación españolista que recorrió las calles de Barcelona, y cuando las encuestas sitúan al partido que dirige Pere Navarro en una posición muy minoritaria en el caso de que hoy se celebraran elecciones al Parlament. 

Los socialistas catalanes siguen defendiendo ante sus socios españoles su postura federalista que apoya el derecho a decidir y la consulta, pero que no respalda la independencia y apuesta por buscar un nuevo marco de convivencia. Lo hacen en un momento en el que según reconocen desde el partido, CiU lleva la voz cantante en todos los debates y el PP ha puesto en marcha una ferviente campaña a favor de la unidad de España.

Las fuentes consultadas explican que, una vez más -y como lleva sucediendo desde hace meses-, ante la postura que mantuvo el PSC, entre los miembros de la dirección de los socialistas cundió ayer una preocupación palpable por esa 'ambigüedad', y eso que en julio, con la reforma de la Constitución en clave federal que aprobó el Consejo Territorial del PSOE, muchos de sus miembros habían dado por zanjada la crisis con sus socios catalanes.

Pero la inquietud sigue 'en el ambiente del partido en todo momento', explican esas mismas fuentes, porque miembros de la Ejecutiva creen que el conflicto puede hacer tambalear las perspectivas electorales tanto de los dirigentes del PSOE que aspiran a gobernar comunidades autónomas en las que el nacionalismo tiene un mayor peso y en las que les interesa reafirmar su posición constitucionalista, como el caso de Euskadi o el País Valencià, como en quienes pretenden hacerlo en regiones en las que no lo tiene. Así, asistentes al encuentro han asegurado que uno de los que más preocupado está es el exlehendakari y líder de los socialistas vascos Patxi López.

El PSC dispone de una única representante en la Ejecutiva del PSOE, Esperança Esteve, ya que José Zaragoza dejó el máximo órgano de dirección de los socialistas por el caso de espionaje de Método 3. Pero ayer, si bien se reconoció la necesidad de abordar este asunto dialogando con los socialistas catalanes, se acordó hacerlo una vez que pase la Conferencia Política del PSOE que se celebrará los próximos días 8, 9 y 10 de noviembre en Madrid.

Fuentes de Ferraz cercanas a la cúpula del partido han reconocido a este diario que la mayoría de los miembros de la Ejecutiva que tomaron la palabra mostraron su 'comprensión' ante la delicada situación por la que atraviesa el PSC en Catalunya, y han explicado que, en efecto, tras el cónclave de noviembre, tanto el PSOE como los socialistas catalanes tratarán de hacer un 'mayor esfuerzo' por explicar sus posturas y por defender la Declaración de Granada que recogió la mencionada reforma constitucional.

El marco de las conversaciones entre PSOE y PSC seguirá siendo el Comité Permanente de Coordinación Política que se creó en el Comité Federal de los socialistas españoles del pasado 13 de julio, que se reunirá de forma periódica y que será el encargado de decidir cómo se articulan los métodos de votación y participación de esos dos partidos. Es ese el espacio dedicado, también, a la discusión política de todos los asuntos que tengan que ver con Catalunya.

La relación entre ambos partidos, que se configuró en la transición con un acuerdo que contemplaba al PSC como al representante del PSOE en Catalunya, se tuvo que revisar a raíz de que a finales de febrero los diputados del PSC en el Congreso de los Diputados -todos, menos la exministra de Defensa Carme Chacón- decidieran romper la disciplina de voto del Grupo Socialista que comparten con los socialistas españoles para apoyar el derecho a decidir del pueblo catalán, votando a favor de las iniciativas al respecto que presentaron ICV y CiU.

Pero ante la imposibilidad de aprobar un nuevo protocolo que regule la relación entre ambas formaciones, las direcciones de los dos partidos sólo decidieron en julio constituir ese nuevo Comité Permanente.