Público
Público

El Ejecutivo incorpora ideas de la oposición

El PP insiste en tachar de "confusa" la reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno mantiene su intención de fraguar un consenso político amplio sobre la reforma laboral aprobada ayer. La negociación se mantiene viva hasta que se debata su convalidación en el Congreso el próximo día 22.

El texto del Ejecutivo incorpora ya, según señaló ayer la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, algunas aportaciones sugeridas por la oposición en los contactos que ha celebrado el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, con las principales fuerzas del Congreso. Pero no las concretó.

Ningún grupo de la oposición ha avalado hasta ahora la reforma. El Gobierno confía en que su tramitación como proyecto de ley, que abre la posibilidad de incorporar modificaciones, disipe los recelos que han manifestado formaciones como CiU o el PNV, que son claves para lograr la convalidación del decreto. 'La discusión siempre es buena', enfatizó Fernández de la Vega. La receptividad de la oposición, sin embargo, no se ha templado. El presidente del PP manifestó ayer sus dudas sobre la capacidad para crear empleo de la reforma elaborada por el Ejecutivo.

Mariano Rajoy tachó el decreto de 'confuso' y 'falto de claridad'. Según subrayó el líder del PP, no aborda de manera 'global' la modificación del actual marco laboral.

ERC, que se ha mostrado hasta ahora como el grupo más activo en las negociaciones, se reunirá hoy y mañana con Trabajo, aunque, lejos del cheque en blanco, su portavoz reiteró ayer que pedirá al Gobierno, a cambio del apoyo de sus tres diputados, un 'compromiso por escrito' para que asuma sus propuestas. El grupo quiere 'blindar' el despido y evitar que la nueva norma se convierta en un 'sumidero' para facilitarlo.