Público
Público

Ejecutivos de automoción de EEUU siguen en busca del rescate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ejecutivos del sector de la automoción asistieron el miércoles por segundo día al Congreso estadounidense en busca de un paquete de ayuda de 25.000 millones de dólares, mientras los legisladores de ambas cámaras y los dos partidos parecían acercarse a un acuerdo.

La audiencia, ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, despegó cuando el presidente del mismo, Barney Frank, preguntó cómo el Gobierno podía justificar un rescate de bancos y aseguradoras, pero no de las automotrices.

"Francamente, me parece que hay un prejuicio cultural inherente", expresó Frank. "La ayuda a trabajadores de cuello azul está siendo juzgada con un criterio diferente que la brindada a empleados de cuello blanco", señaló.

La débil economía y la crisis crediticia global empujaron al Gobierno a rescatar a financieras como la aseguradora American International Group, el banco de inversión Bear Stearns y las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac.

Las perspectivas a un rescate automotor han sido inciertas.

Los demócratas del Congreso han propuesto usar el dinero del paquete de rescate de 700.000 millones de dólares, pero el Gobierno se ha mostrado en desacuerdo.

Además, algunos opositores a un rescate han argumentado la reorganización bajo una bancarrota sería la mejor solución para los problemas de las empresas.

Pero los legisladores hablan de algún tipo de acuerdo.

Mitch McConnell, líder republicano en el Senado, dijo que un compromiso es la única manera de sacar una ley ahora. Propuso acudir a los 25.000 millones de dólares de préstamos de reequipamiento que aprobó el Congreso para las automotrices pero que aún no desembolsó el Departamento de Energía, enfoque que respalda la Casa Blanca.

Por su parte, Carl Levin, senador demócrata de Michigan, urgió al comité de la Cámara de Representantes a que no permita que las miradas discrepantes sobre el origen de los préstamos retuviera la ayuda.

"¿Vamos a permitir que una diferencia sobre la fuente de los préstamos destruya la oportunidad de ayudar a una industria tan esencial para este país?" preguntó Levin.

Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado, dijo que espera que la cámara alta apruebe un proyecto esta semana.

Sin embargo, "nadie debería preocuparse excesivamente si no lo logramos", sostuvo Reid.