Público
Público

Los ejecutores de la quita a los preferentistas cobran 105.000 euros al año

Los empleados del FROB, cuya comisión rectora aprobó el plan, tienen ese sueldo medio anual. Algunos afectados han perdido hasta el 61% de su inversión. La Audiencia Nacional revisará la legalidad del proceso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Han diseñado las quitas a los sufridos preferentistas de Bankia, Catalunya Banc o NCG Galicia, pero ellos tienen los bolsillos bien cubiertos. Los empleados del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), la entidad de derecho público que ha fijado quitas de hasta el 61% a los inversores en participaciones preferentes, tuvieron un sueldo medio anual superior a los 105.000 euros en el año 2012.

Según las cuentas anuales del FROB, aprobadas en julio de este año, la entidad cuya Comisión Rectora preside el subgobernador del Banco de España, tuvo en 2012 un total de 11,60 empleados (es decir, que osciló entre 11 y 12), que cobraron sueldos totales de 1,22 millones de euros.

El mismo documento recoge que los representantes del FROB en los siete bancos nacionalizados (BFA --matriz de Bankia--, Unnim, Banco de Valencia, Catalunya Banc, NCG Banco, CAm y Banco CAM) tuvieron en 2012 una retribución total de 3,3 millones de euros. Además, el fondo desembolsó 8,8 millones de euros por servicios profesionales externos.

La Comisión Rectora del FROB, que aprobó finalmente las resoluciones de las quitas entre abril y julio de este año, está formada por nueve miembros: el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (presidente), otros tres también designados por el Banco de España; el secretario general del Tesoro, el subsecreatrio de Economía, el presidente del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, y los directores generales de Política Económica y Presupuestos.

Según se recoge también en las cuentas, las nuevas obligaciones atribuidas al FROB en 2012, han llevado a ampliar la plantilla hasta un total de 51 personas (desde las 11,60 de 2012), previa oferta pública. El documento destaca que a 31 de diciembre de 2012, tenía un agujero patrimonial de 21.832 millones de euros, lo que sí fue subrayado por el Fondo en un comunicado a finales de julio.

La cuatro resoluciones del FROB que establecen las quitas a los preferentistas de Bankia, NCG Banco, Catalunya Banc y Banco Gallego, han sido recurridas ante la Audiencia Nacional por la asociación Activa Preferentes, que agrupa a unos 200 afectados por este producto donde vieron atrapados sus ahorros miles de clientes minoristas de esas entidades.

Los recursos correspondientes a Bankia (con quitas de hasta el 38%), y Catalunya Banc (de hasta el 61%), ya han sido admitidos a trámite por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que ha dado un plazo de 20 días al FROB para remitir el expediente administrativo completo de los mismos.

A continuación, los demandantes deberán formalizar los recursos, cuyo argumento central, según explicó a Público el abogado de Activa Preferentes, Juan Manuel Moreno-Luque, será que el FROB incumplió su obligación de verificar, antes de proceder a fijar ninguna quita, que los preferentistas fueron víctimas de un 'fraude masivo' y que no debían soportar las pérdidas de la entidad.

Que el producto era inidóneo para cualquier cliente lo prueba, según este letrado, que su complejidad escapó incluso a los organismos reguladores. Moreno-Luque invita además a pensar cómo los bancos tardaron apenas quince días en aprobar la idoneidad de los clientes --a todas luces no aptos para comprender un producto tan complejo--, cuando les colocaron el producto, y en el proceso de arbitraje están demorándose meses en establecer esa misma idoneidad o inidoneidad.

Las pérdidas de muchos de los preferentistas no se limitan a las quitas, ya que las cuantías salvadas a ese recorte les fueron reembolsadas como acciones con un determinado valor de cotización, que no pudieron poner a la venta en bolsa hasta unas semandas después, cuando el valor había caido en algunos casos en más de la mitad. O sea que las quitas reales ascendieron a cerca del 75% para muchos ahorradores.

El proceso judicial por la vía contencioso-administrativa contra los acuerdos del FROB será largo, ya que la media de resolución de pleitos en la Sala correspondiente de la Audiencia Nacional es de año y medio, y su decisión es posteriormente recurrible ante el Tribunal Supremo. Si el caso lo ganasen los representantes de los preferentistas, no supondrá la devolución de las quitas --de acuerdo a la Ley de 2012 que regula la reordenación del sector bancario-- sino el pago de compensaciones económicas que se establecerían por sentencia.

Sin embargo, el abogado Moreno-Luque tiene experiencia en batallas contra los bancos, ya que, con otra asociación, fue el querellante contra el Banco Santander en el caso de Banif Inmobiliario, el mayor fondo de España en ese campo, donde consiguió que la entidad reembolsase 2.325 millones de euros a los partícipes que lo solicitaron.