Público
Público

El Estado ejerce el derecho de tanteo en las fotografías de Agustí Centelles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Estado ha ejercido el derecho de tanteo en la venta de diez fotografías de época de Agustí Centelles, que se han subastado hoy en Barcelona en la galería Soler y Llach.

La subasta de hoy era prácticamente un repaso a la historia de la fotografía desde mediados del siglo XIX hasta los fotógrafos más contemporáneos.

En ese repaso estaban representados grandes nombres internacionales como Robert Capa, Robert Doisneau, Alfred Eisenstaedt, o los pioneros decimonónicos Charles Clifford, Robert Peter Napper o J. Laurent, del que se subastaban varias vistas panorámicas de Barcelona.

También figuraban fotógrafos españoles como Joan Fontcuberta, el recientemente fallecido Humberto Rivas, Manuel Esclusa, Oriol Maspons, Leopoldo Pomés, Gabriel Cualladó, Agustí Centelles, Xavier Miserachs, Josep Sala o Pere Català Pic.

De manera cronológica, la subasta ha comenzado con la fotografía del siglo XIX documental, instantáneas tomadas en viajes como Japón, también de la Exposición Universal de Barcelona de 1888, o fotografía científica.

La fotografía más cara de la subasta ha sido "Nostalgia", de Antoni Arisa, vendida en 7.500 euros.

Uno de los temas más representados en la subasta ha sido la Guerra Civil, con dos nombres propios, Robert Capa, de quien se han puesto a la venta en dos lotes fotografías del combate en la Ciudad Universitaria de Madrid, vendidas por 2.200 y 2.500 euros; y Agustí Centelles.

De Centelles, de quien se conmemorara este año el centenario de su nacimiento, han salido a subasta diez fotografías, entre ellas la famosa instantánea "Guardias de asalto en la calle Diputación, Barcelona, 1936", que el Estado se ha adjudicado ejerciendo el derecho de tanteo en 3.500 euros.

En esa foto, Centelles colocó al soldado donde quería y en el instante preciso para que la fotografía se convirtiera en un icono de la Guerra Civil.

El mismo destino han corrido las otras nueve fotos de Centelles: "Voluntarios para el frente" (700 euros), "El bombardeo de Lleida" (1.600), "Teruel, 1937" (700), "Evacuados de Teruel" (800), "Bombardeo en la Gran Vía" (1.100), "El general Pozas en Bujaraloz" (800), "Consejo de guerra a los militares golpistas" (800), "Calle del Arco" (1.000) y "Puerto de Barcelona" (1.300).

En nombre del Estado, en la sala de la galería se encontraba una representante de la Generalitat, quien ha ejercido el derecho de tanteo en función de las peticiones trasladadas por el Ministerio de Cultura.

El responsable del área de fotografía del MNAC, David Balsells, también presente en la subasta, ha explicado que "todas las instituciones y museos de España transmiten sus peticiones al Ministerio para que ejerza por ellos el derecho de tanteo".

Aunque no ha querido precisar qué fotografías había solicitado el MNAC, Balsells ha confirmado que había remitido una quincena de recomendaciones, entre ellas alguna de Centelles y de la fotografía publicitaria de Pere Català-Pic.

Hasta que el Ministerio de Cultura no haga público el destino de las fotografías adquiridas hoy en Barcelona, que pagarán las instituciones finales, no se sabrá a dónde irán las obras de Centelles subastadas.

Balsells ha asegurado que "el precio por el que se han vendido las piezas de Centelles no se ha incrementado" después de la polémica por la decisión de sus hijos de vender el archivo de su padre al Ministerio de Cultura y no a la Generalitat.

Al margen de la fotografía de Arisa, han destacado por sus precios también "Mujeres de Anjó", de Ortiz-Echagüe, vendida por 5.000 euros, o una instantánea de Ruzicka de la "Penn Station de Nueva York", que ha salido a la venta por 4.000 euros.

También destacaban algunos lotes por el interés de los personajes retratados, como "Dalí en la terraza de la Pedrera", fotografiado por Ricard Sans, o dos imágenes de Picasso en Cagnes-sur-Mer y en Valauris, ambas de Stéphane Richter u otra en la que Jean Marie del Moral inmortalizó a Miquel Barceló.