Público
Público

El ejercicio en el trabajo es bueno para empleados y empleadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Los programas laboralesdiseñados para hacer ejercicio mejoran la aptitud física,reducen el colesterol, disminuyen el estrés laboral y hastaaumentan el presentismo, según reveló una revisión deestudios.

Pero se desconoce cuál es el secreto de un programaefectivo, dijo a Reuters Health la autora principal delestudio, doctora Vicki S. Conn, de la University of Missouri,en Columbia.

"Contamos con muy buenas evidencias de que lasintervenciones funcionan. Lo que no podemos concluir es quéintervención es mejor", agregó.

El equipo de Conn analizó docenas de estudios sobreprogramas laborales de actividad física. Los estudiosincluyeron a unas 38.000 personas.

Los autores hallaron efectos positivos significativos delas intervenciones sobre la "actitud hacia la actividadfísica", es decir, si las personas adoptaban o no másmovimiento, y también sobre el nivel de aptitud física.

El programa impulsó también cambios saludables en loslípidos (grasas dañinas en sangre, como los triglicéridos), eltamaño corporal y el presentismo y el estrés laboral.

Los programas más efectivos compartieron ciertascaracterísticas: instalaciones para hacer ejercicio, sedesarrollaron con ayuda de la empresa y los participantespudieron hacer ejercicio en horas de trabajo, en lugar de tenerque llegar más temprano o salir más tarde.

No obstante, se desconoce si las recompensas ayudaron alograr esos cambios.

Si bien existen escasas evidencias sobre los costos a largoplazo de las intervenciones laborales para aumentar laactividad física, Conn señaló que el hecho de que disminuyerael ausentismo sugiere que ayudarían a ahorrar dinero.

La nueva investigación es parte de un estudio más grande,financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EstadosUnidos sobre las intervenciones para aumentar la actividadfísica.

Mientras que existen evidencias de que el ejercicio esbueno para la salud, la autora agregó que "se ignora cómo hacerque la gente haga ejercicio", y este estudio ayudaría aresponderlo.

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, octubredel 2009