Público
Público

Hacer ejercicio durante la semana es bueno para el corazón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Un estudio realizado enFinlandia sugiere que llegar al trabajo caminando o en dosruedas ayudaría a prevenir la insuficiencia cardíaca.

Y si además el trabajo incluye actividad física durante eldía, mucho mejor.

No sólo es saludable hacer actividad física en los momentosde ocio, sino también durante la semana, además de caminar ousar la bicicleta desde y hacia el trabajo, comentó el doctorGang Hu, del Centro de Investigación Biomédica de Pennington,en Baton Rouge, Louisiana.

Estudios previos habían identificado efectos protectores dela actividad física regular ante la enfermedad coronaria y elaccidente cerebrovascular (ACV).

Pero, hasta ahora, nadie había explorado el impacto delejercicio en el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca nilos efectos de la actividad física en los momentos de ocio y detrabajo.

La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el corazón no puedebombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades delorganismo; la padecen más de 5 millones de estadounidenses.

El equipo de Hu estudió a unos 60.000 hombres y mujeres deFinlandia que habían respondido varias encuestas de saludrealizadas entre 1972 y el 2002. Durante 18 años deseguimiento, unos 3.500 participantes (el 6 por ciento)desarrollaron insuficiencia cardíaca.

La actividad física en momentos libres redujo el riesgocardíaco en hombres y mujeres. Los hombres que hacían ejerciciointenso por lo menos tres veces por semana obtuvieron el máximobeneficio: un 47 por ciento menos riesgo de desarrollar elproblema que los sedentarios.

Tras considerar la edad y la antigüedad en el estudio, elequipo observó que los hombres con actividad física moderada oalta en horario de trabajo (desde un tiempo de pie o caminando,hasta el trabajo manual intenso) tenían un cuarto menos riesgode desarrollar insuficiencia cardíaca que los que pasaban todoel día sentados en la oficina.

En las mujeres, esa disminución fue del 33 o del 13 porciento, según la intensidad de la actividad.

Además, las mujeres que iban caminando o en bicicleta altrabajo tenían menos riesgo cardíaco que el resto, aún trasconsiderar la actividad física en momentos de ocio y durante elhorario de trabajo.

Y a mayor cantidad de actividades físicas, mayor reduccióndel riesgo, concluye el equipo en Journal of the AmericanCollege of Cardiology.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, 28de septiembre del 2010