Público
Público

El ejercicio mejoraría el control del asma; estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Los adultos asmáticos que nologran controlar completamente la enfermedad con medicamentospodrían beneficiarse con una rutina de ejercicios, de acuerdo aun pequeño estudio.

Si bien la actividad física puede disparar los síntomas enalgunas personas, existen pruebas de que los asmáticos quehacen ejercicio tienden a lograr un mejor control del asma quelos pacientes sedentarios. Pero hasta ahora se desconocía sieso indicaba que el deporte era positivo para ellos.

El equipo de Shilpa Dogra, de la York University, enToronto, Canadá, reunió a 36 adultos sedentarios con síntomasasmáticos parcialmente controlados. Casi todos usabanmedicamentos y, en muchos casos, fármacos para prevenir lascrisis asmáticas.

Dieciocho participantes hicieron entrenamiento físicosupervisado durante tres meses, incluyendo ejercicio aeróbicocomo trote, caminata en cinta o pedaleo en una bicicleta fijatres veces por semana y ejercicios de fuerza una vez porsemana.

Luego, ese grupo siguió haciendo gimnasia por su cuentadurante otros tres meses.

El resto de los participantes actuaron como grupo decontrol sin variar su estilo de vida habitual.

Al finalizar los primeros tres meses, el equipo observó queel grupo que había entrenado rendía mejor en un cuestionarioestandarizado para medir el control de los síntomas del asma.Ese cambio hizo que su enfermedad pasara de la categoría"relativamente bien controlada" a "bien controlada".

La calidad de vida asociada con el asma también mejoró enese grupo, según un cuestionario que mide, por ejemplo, en quémedida los síntomas afectan las actividades diarias o elbienestar emocional.

El grupo mantuvo ese progreso durante los tres meses quehizo ejercicio en el hogar, mientras que los indicadores en elgrupo de control no variaron durante el estudio.

Esta es la primera investigación que demuestra que elejercicio no sólo mejora el control del asma, sino también delos síntomas, dijo Dogra a Reuters Health.

"El mensaje es que 30 minutos de ejercicio aeróbico aintensidad moderada a intensa tres días por semana ayudansignificativamente a controlar el asma", señaló.

El estudio incluyó un programa supervisado para que losparticipantes siguieran cierta rutina, que, según Dogra, losadultos asmáticos pueden hacer con moderación y por su cuenta.Aun así, recomendó que los asmáticos sedentarios hablen con susmédicos antes de comenzar la actividad.

El equipo halló pocas pruebas de daño debido al ejercicio.Un participante sufrió un ataque de asma y debió serhospitalizado, pero eso no ocurrió durante la actividad niestuvo asociado con la rutina física.

El ejercicio puede provocar síntomas asmáticos en algunoscasos y siempre se recomienda que las personas sedentarias conenfermedades crónicas reciban el visto bueno del médico antesde comenzar.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 7 de juniodel 2010.