Público
Público

El ejercicio moderado reduce el riesgo de cáncer prostático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Está listo para conocer otromotivo para hacer ejercicio? Los hombres que hacen actividadfísica, aunque sea moderada, tienen menos riesgo de desarrollarcáncer prostático que los varones sedentarios.

El ejercicio tiene varios beneficios para la salud, peroestudios previos habían obtenido resultados contradictoriossobre la reducción del riesgo de cáncer de próstata.

En una nueva investigación, los autores hallaron que entre190 hombres a los que se les hizo una biopsia para detectar elcáncer, los que ejercitaban regularmente eran menos propensos arecibir un diagnóstico de la enfermedad.

Los varones que hacían ejercicio moderado (tres o más horasde caminata intensa por semana) eran dos tercios menospropensos que los pacientes sedentarios a tener cáncer depróstata.

Entre los hombres con el cáncer, los que caminaban apenasuna hora por semana eran menos propensos a tener un tumoragresivo de rápido crecimiento.

El equipo de Jodi A. Antonelli, del Centro Médico de laDuke University, en Carolina del Norte, publicó los resultadosen Journal of Urology.

Hay varios motivos para creer que el ejercicio protegeríadel cáncer de próstata. La actividad física tiende a reducirlos niveles de testosterona y otras hormonas que alimentan elcrecimiento tumoral en la próstata.

El ejercicio potencia el sistema inmune, lo que, al matar alas células anormales antes de que los tumores se desarrollen,es una de las líneas de defensa del organismo contra elcáncer.

Pero mientras que estos resultados suman peso a la idea deque el ejercicio protege del cáncer prostático, el equipoinsiste en que no prueban que lo haga.

"Es imposible confirmar que el ejercicio solo searesponsable de los beneficios observados porque losparticipantes que hacían actividad también tendrían otrasconductas más saludables, como la buena alimentación", explicóAntonelli.

Los resultados surgen de un estudio sobre 190 hombres quehabían sido derivados para una biopsia prostática después deque un control de rutina sugiriera que podían tener cáncer. Labiopsia confirmó el cáncer en 79 hombres, o el 42 por ciento.

La mayoría de los hombres no hacía suficiente ejercicio: el58 por ciento era sedentario. En tanto, el 17 por ciento eramuy activo (caminaba por lo menos seis horas semanales). Elresto era leve a moderadamente activo.

El ejercicio regular se mantuvo asociado a un bajo riesgode desarrollar cáncer de próstata aún tras considerar otrasvariables, como la edad, el peso, la etnia y otrasenfermedades.

Los autores opinan que se necesitan más estudios pararesponder si la reducción del riesgo de cáncer de próstata sedebería agregar a la lista de los beneficios de la actividadfísica para la salud.

FUENTE: Journal of Urology, online 16 de septiembre del2009