Público
Público

El ejercicio reduce la grasa en el hígado en diabéticos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Will Dunham

Hacer ejercicio moderadoregularmente ayuda a las personas con diabetes a disminuir lagrasa en sus hígados, lo que prevendría la insuficienciahepática y la enfermedad cardíaca, informaron el viernesinvestigadores estadounidenses.

Las personas con diabetes tipo 2, la forma más común de lacondición y la que está íntimamente relacionada con laobesidad, suelen tener niveles elevados de grasa hepática ycorren más riesgo de desarrollar la llamada enfermedad dehígado graso no alcohólica.

Los diabéticos que cumplieron con un programa de ejerciciocardiovascular y levantamiento de pesas tres veces por semanadurante seis meses redujeron la grasa en sus hígados alrededorde un 40 por ciento en el estudio realizado por losinvestigadores de la Johns Hopkins University, en Baltimore.

El equipo señaló que el estudio, que empleó imágenes porresonancia magnética, es el primero que muestra que elejercicio puede eliminar la grasa acumulada en el hígado de laspersonas con diabetes tipo 2.

"Lo que pudimos demostrar de manera bastante contundente esque otro beneficio del ejercicio es ayudar a disminuir la grasahepática", dijo Kerry Stewart, fisióloga de la Johns Hopkins,en una entrevista telefónica.

Stewart presentó los resultados en un encuentro de laAsociación Estadounidense de Rehabilitación Cardiovascular yPulmonar, en Indianápolis.

La condición, también conocida como esteatosis hepática,puede conducir a la cirrosis, el cáncer de hígado, lainsuficiencia hepática y a un mayor riesgo de problemascardíacos relacionados con la diabetes.

En total, 77 hombres y mujeres con diabetes, en su mayoríaobesos o con sobrepeso, formaron parte del estudio.

Alrededor de la mitad fueron asignados a un programa deejercicio moderado, incluidos 45 minutos de caminata en cinta yuso de bicicleta durante 45 minutos, junto con 20 minutos delevantamiento de pesas, tres veces por semana.

El resto de los participantes no fueron puestos a entrenary la mayoría realizaba poca actividad física. Al cabo de seismeses, estos pacientes no presentaron mejoras en la grasahepática.

Las personas que ejercitaron también mostraron mejoras enel estado físico general, perdieron peso, aumentaron la masa yfuerza muscular y perdieron grasa abdominal.

La diabetes tipo 2 es un problema creciente en EstadosUnidos y muchos otros países, incentivado por el incremento dela obesidad. La Asociación Estadounidense de Diabetes señalóque unos 24 millones de personas padecen diabetes en el paísnorteamericano, en su mayoría de tipo 2.