Público
Público

Ejercitarse en el calor puede ayudar a comer menos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las personas que realizan deportes y estánintentando reducir su ingesta calórica deberían correr bajo elsol en lugar de ejercitarse en un clima controlado como el delgimnasio, según un estudio realizado en Australia.

El estudio hecho entre 11 hombres físicamente activos detectóque los participantes comían menos inmediatamente después deejercitarse en condiciones de calor --unos 36 grados Celsius--que los que practicaban en temperaturas más moderadas de 25grados Celsius.

En promedio, los hombres comían 300 calorías más cuandohacían deporte bajo temperatura moderada que cuando lo hacían enmedio del calor.

"Nuestros hallazgos sugieren que si alguien se ejercita en unambiente más caluroso comerá menos en la comida que siga", dijo aReuters la investigadora doctora Kym Guelfi, de la escuela deciencia del deporte en la University of Western Australia.

En teoría, añadió, esta sería una buena estrategia paraquienes realizan deporte e intentan perder peso. Sin embargo,estudios futuros deberían investigar si ejercitarse bajo el calordisminuye la ingesta calórica inmediata para luego realizarcomidas más abundantes en el resto del día.

Para el estudio, que fue publicado en American Journal ofClinical Nutrition, los investigadores consideraron a 11 jóvenesactivos que realizaron varias visitas al laboratorio deejercicios.

Durante una visita, los hombres corrieron en una cinta deejercicios por 40 minutos a 36 grados Celsius y en otra de lasvisitas ejercitaron a 25 grados. En una tercera sesióndescansaron en una sala con temperatura moderada.

En las tres situaciones, los hombres pasaron luego a un mesónde alimentos para desayunar sin límite de ingesta calórica.Comieron más cuando se habían ejercitado en condiciones detemperatura moderada.

El estudio también dio pistas de por qué el ejercicio en elcalor puede moderar el apetito. Después del ejercicio entemperaturas altas, los hombres mostraron niveles más altos depéptidos YY en su sangre, una hormona producida en el tractodigestivo que sirve como señal para la sensación de saciedad.

El menor apetito de los hombres también pareció estarrelacionado con el incremento en la temperatura corporal.

Las razones para esto no están claras, pero Guelfi destacóque algunos investigadores creen que como la comida produce caloren el cuerpo, la ingesta de alimentos es uno de los mecanismosnaturales para controlar la temperatura.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, noviembre del2009.