Público
Público

El ejército añade presión sobre la guerrilla tamil con una ofensiva en otro bastión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Defensa de Sri Lanka aseguró hoy que "la batalla por Mullaittivu", uno de los bastiones de la guerrilla tamil en el noreste de la isla, "ha comenzado", tan sólo un día después de que las tropas gubernamentales tomaran la capital de facto de los rebeldes, Kilinochi.

En un comunicado, Defensa indicó que las fuerzas de Sri Lanka se aglomeran ya a cinco kilómetros de Mullaittivu, donde la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) tiene una base aérea.

El Gobierno también aseguró hoy haber lanzado numerosas ofensivas aéreas durante toda la jornada de ayer contra el LTTE cerca de Kilinochi, en el estratégico paso del Elefante, que une la isla con la península de Jaffna, en la punta septentrional del país.

Las Fuerzas Aéreas ceilanesas también se emplearon a fondo en las inmediaciones de Mullaittivu contra el LTTE, especialmente en el flanco occidental, dejando "muchas bajas" entre sus filas, aunque Defensa no las cuantificó.

El portal afín a la guerrilla, TamilNet, aseguró que los bombardeos a tan sólo un kilómetro de Mullaittivu causaron la muerte de "cuatro civiles" y la destrucción de una gasolinera y ocho autobuses.

El Gobierno ceilanés celebró ayer la toma de Kilinochi como una gran victoria contra "el terrorismo", aunque según fuentes militares y del LTTE, los guerrilleros desmantelaron su infraestructura y desalojaron a los civiles de la que estaba considerada como la capital de facto de los rebeldes.

Un portavoz militar consultado por Efe apuntó que el LTTE podría estar moviéndose hacia zonas selváticas y Mullaittivu, el otro gran feudo de los rebeldes que las tropas ceilanesas se proponen conquistar ahora.

En 2008 el Ejército libró intensos combates con el LTTE, ha tomado la franja costeña oriental bajo dominio de la guerrilla y la ha arrinconado en el norte de la isla.

Muchas de estas regiones "liberadas" están plagadas de soldados y numerosos puestos militares que custodian los antiguos campos de entrenamiento del LTTE, mientras que algunas de las localidades donde se han librado batallas aparecen despobladas, signo del desplazamiento de miles de civiles.

La guerrilla lucha desde hace 25 años contra el Gobierno en demanda de un estado independiente para las áreas nororientales en las que predomina la etnia tamil, de religión hindú, frente a los cingaleses, que profesan el budismo y son mayoría en el resto del país.