Público
Público

Ejército EEUU defiende el castigo por embarazos en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comandante del Ejércitoestadounidense en el norte de Irak defendió el martes una nuevapolítica que impone estrictos castigos, incluyendo posiblesencarcelamientos, a soldados que queden embarazadas o aefectivos que embaracen a sus compañeras de armas.

"En esta fuerza de trabajo de 22.000 soldados, necesito acada soldado que tengo, especialmente ya que estamosenfrentando un retiro de fuerzas durante nuestra misión", dijoen un comunicado el general mayor Tony Cucolo, quien comanda alos soldados estadounidenses en el norte de Irak.

La medida se aplica sólo a este comando.

Actualmente, hay cerca de 115.000 soldados estadounidensesen Irak, un número que disminuirá a cerca de 50.000 para finesde agosto del 2010, mientras el Ejército termina lasoperaciones de combate.

Según un acuerdo con Irak, se espera un retiro total detropas estadounidenses para fines del 2011.

La nueva política de Cucolo, publicada el mes pasado,establece una larga lista de actividades que podrían terminarcon los soldados en una corte marcial o afrontando cargoscriminales, desde apostar hasta robar artefactos históricos.

La cláusula respecto al embarazo ha atraído la mayoratención.

"Quise alentar a mis soldados a pensar antes de actuar, y aentender que su comportamiento y acciones tienen consecuencias(...) todo su comportamiento", comentó.

El mayor Jeff Allen, portavoz militar, comentó que Cucolo"toma cada caso por sus propios méritos, considerando cadaserie de circunstancias antes de decidir el castigo".

Allen señaló que tales castigos podrían incluir, en loscasos más serios, una pena de prisión. Pero los siete soldadosque hasta ahora han sido encontrados violando la regla,obtuvieron cartas de reprimenda.