Público
Público

El Ejército de Israel mata al ministro del Interior de Hamás

El Ejército de Israel ha matado a Said Siam en los bombardeos de apoyo al avance de las tropas hacia el interior de la capital de la franja. La operación terrestre iniciada este jueves, en la que

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército de Israel ha matado al ministro de Interior de Hamás, Said Siam, en los bombardeos de apoyo al avance de sus tropas de infantería y de artillería hacia el interior de la capital de la franja, según fuentes palestinas e israelíes. Seiam estaba a cargo de 13.000 policías y efectivos de seguridad de Hamás, muchos de los cuales están implicados activamente en combatir contra Israel.

Las fuentes palestinas dijeron que Siam perdió la vida en el bombardeo de un edificio de tres plantas, que se vino abajo tras el ataque. En su avance, las tropas israelíes cercaron la vivienda de otro líder del movimiento islamista, Mahmud al-Zahar, máximo ideólogo de Hamas en Gaza y que permanece en paradero desconocido. En los ataques también ha fallecido el jefe de los servicios de seguridad, Salah Abu Shreh, y su comandante militar en Gaza, Mahmoud Watfah, anuncia el diario israelí Haaretz .

La operación terrestre que el Ejército israelí inició este jueves hacia el interior de Gaza capital parece que tiene entre sus principales objetivos la muerte o captura de los lideres de Hamás. La plana mayor del movimiento islamista ha desaparecido de la escena pública y resulta prácticamente ilocalizable en los veinte días que han transcurrido desde que el Ejército de Israel comenzó el pasado 27 de diciembre su operación 'Plomo Fundido'.

La diplomacia israelí se mantiene ajena a los recientes ataques sobre Gaza. Israel se ha mostrado 'comprensivo' hacia la iniciativa egipcia para lograr una tregua en Gaza, aunque expresó sus 'reservas' por la postura de Hamás, según la agencia oficial MENA, que cita a una fuente egipcia de 'alto rango', sin identificar. Sin embargo, la muerte del ministro del Interior de Hamás y la agresiva ofensiva sobre Gaza podrían complicar las negociaciones de Paz.

La fuente, que no dio más detalles sobre la naturaleza de esas reservas, señaló que Egipto continúa sus esfuerzos intensos con el objetivo de parar el derramamiento de sangre. Hoy, el representante israelí, Amos Gilad, se reunió con el jefe de los servicios secretos egipcios, Omar Suleimán, quien le comunicó las cuatro condiciones establecidas por Hamás para aceptar un alto el fuego en la franja palestina.

El dirigente de Hamás Salah al Bardawil, integrante del equipo de negociadores palestinos, reiteró ayer las condiciones de su grupo para aceptar un alto el fuego que consisten en el final de la ofensiva israelí, el final del bloqueo al que está sometida la población de Gaza y la reconstrucción de la franja.

Egipto presentó el pasado 6 de enero un plan a las partes en conflicto que contempla una tregua por un período limitado y la apertura de los puestos fronterizos para que se pueda recibir asistencia humanitaria en Gaza. Además, establece negociaciones para levantar el bloqueo que sufre Gaza desde hace año y medio, garantías para evitar un deterioro del conflicto y pasos para lograr la reconciliación interpalestina.

Israel lanzó una ofensiva militar el pasado 27 de diciembre sobre la franja de Gaza, que deja más de un millar de víctimas mortales palestinas.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, el nicaragüense Miguel D'Escoto, ha exigido a Israel y al movimiento radical islámico Hamás el inmediato cumplimiento de la reciente resolución del Consejo de Seguridad que ordena un alto el fuego en Gaza.

'Los ataques contra Gaza continúan sin cesar. Gaza está en llamas y se ha convertido en un verdadero infierno', dijo D'Escoto en la apertura de una reunión de urgencia de la Asamblea General para debatir la grave situación que atraviesa el territorio palestino. El ex canciller sandinista aseguró que el objetivo del órgano legislativo de la ONU debe ser que se cumpla el alto el fuego inmediato y, para ello, aumentará las presiones para lograrlo, pese a las negativas de ambos bandos.