Público
Público

El Ejército israelí bombardea el sur de Gaza tras un ataque de cohete desde la franja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército israelí bombardeó esta noche la región de Rafah, en el sur de la franja de Gaza, en respuesta a un ataque con un cohete de las milicias palestinas contra su territorio, informó a Efe un portavoz militar.

"Alrededor de las 00.30 hora local (22.30 GMT del miércoles) la aviación atacó un centro de fabricación de armas en la zona de Rafah", señaló el portavoz, que añadió que la operación fue "en respuesta al lanzamiento anoche desde el centro de la franja de Gaza de un cohete Kasam".

El cohete fue lanzado sobre las 21.00 hora local (19.00 GMT) e impactó sobre el kibutz Reim, en la región de Eshkol, sin causar víctimas.

Se trata del primer ataque con cohete de las milicias palestinas desde que Hamás declaró un alto el fuego unilateral, horas después de hacerlo Israel, el pasado día 18.

Por el momento, ninguna milicia ha reclamado la autoría del ataque.

En la mañana del miércoles las fuerzas israelíes también bombardearon en el sur de Gaza varios túneles que comunican la franja palestina con Egipto, en su primer ataque aéreo contra la franja tras la declaración unilateral del cese de hostilidades, que puso fin a 22 días de continuos bombardeos y a dos semanas de incursión terrestre.

Los bombardeos del miércoles fueron la respuesta del Ejército a un ataque con bomba contra una patrulla militar en la zona de Kisufim el martes por la mañana, en el que un oficial murió y otros tres soldados resultaron heridos.

El Ejército israelí atribuyó al movimiento islamista Hamás, que gobierna Gaza, "la responsabilidad del mantenimiento de la calma en las localidades del sur de Israel", y advirtió que "responderá duramente a cualquier intento" que pueda alterar la situación de alto el fuego.

La reanudación de la violencia en Gaza y sus alrededores coincide con la visita a Israel y los territorios palestinos ocupados del nuevo enviado especial de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell, y del Alto Representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, que tratan por separado de impulsar un alto el fuego firme y duradero.