Público
Público

El Ejército keniano bombardea a la milicia islámica Al Shabab en Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército keniano ha bombardeado las posiciones de la milicia radical islámica Al Shabab en Qoqani (sur de Somalia) tras el secuestro de dos cooperantes españolas el pasado jueves que supuestamente cometieron los integristas, informaron hoy los medios locales.

Varios testigos afirman haber visto como aviones militares y helicópteros del Ejército keniano bombardeaban las posiciones de Al Shabab después de que sus soldados se adentraran más 100 kilómetros en territorio somalí, según el diario keniano "The Standard".

En la operación militar, en la que, junto al Ejército keniano, participan efectivos del Gobierno de Somalia y de la milicia progubernamental somalí Ras Kamboni, se tomó el control de la zona de Qoqani, en la región del Bajo Yuba, cerca de la frontera con Kenia, asegura "The Standard", que cita como fuente a testigos.

"Las fuerzas del Gobierno han tomado el control de Qoqani después de un intenso bombardeo sobre las posiciones de Al Shabab y sus seguidores", comentó el responsable de seguridad de la Administración somalí Abdurrahman Mohamed.

"El enemigo está acabado y continuaremos persiguiéndolo", añadió Mohamed.

Sugule Ali, un líder tribal de la zona, aseguró haber visto como "varios aviones lanzaban bombas en Qoqani y provocaban fuertes explosiones, lo que hizo que Al Shabab huyera sin enfrentamientos directos".

Además, Kenia ha movilizado en Liboi, localidad keniana cercana a la frontera de Somalia, artillería pesada y numerosas tropas para "alejar a los milicianos de Al Shabab lo más posible de la frontera (con Kenia)", dijo a la emisora local Capital FM una fuente militar.

Asimismo, numerosos camiones trasladan a efectivos del Ejército keniano a los puntos fronterizos de Moyale, Kiunga, Mandera, Wajir y Garissa.

"Al Shabab nos ha declarado la guerra, así que hemos hecho lo mismo", señaló este domingo el secretario de Estado keniano de Seguridad Interna, Francis Kimemia, a Capital FM.

Según el Ejecutivo de Nairobi, Al Shabab, que controla gran parte del sur de Somalia y que intenta imponer un Estado musulmán de corte wahabí en el país, es el supuesto responsable del secuestro en suelo keniano de tres cooperantes -entre ellos las dos españolas capturadas el pasado jueves- y dos turistas en poco más de un mes.

Las dos cooperantes españolas de la ONG Médicos Sin Fronteras, Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, fueron secuestradas en el campamento keniano de refugiados de Dadaab (este), y su conductor resultó herido por tres hombres somalíes.

El Gobierno keniano no ha precisado oficialmente los detalles de la ofensiva contra los rebeldes de Al Shabab en Somalia, mientras un comunicado del Ministerio de Defensa se limita a asegura que "Kenia está utilizando varias opciones" para perseguir a los radicales.

"Tenemos una frontera con Somalia de 1.400 kilómetros de largo, desde Mandera hasta Kiunga, y estamos explorando opciones para llevar a cabo ofensivas aéreas, navales y terrestres", apunta el texto.

El Ejecutivo de Kenia basa su incursión en territorio somalí en su derecho a la defensa propia y a combatir el terrorismo que contempla el Artículo 51 de la Carta de la ONU y varias resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.