Público
Público

El Ejército mata a 21 insurgentes en una ofensiva para controlar los bastiones de Waziristán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército paquistaní aseguró hoy haber eliminado a 21 insurgentes y perdido a un soldado en los combates de las últimas 24 horas en la región tribal de Waziristán del Sur, donde lucha por el control del bastión talibán de Sararogha.

En un comunicado, el mando militar explicó que otros dos insurgentes han sido arrestados y dos militares han resultado heridos en la operación "Rah-e-Nijat" (Camino de la Liberación), que se desarrolla desde hace 17 días en el tercio nororiental del distrito, fronterizo con Afganistán.

Los primeros enfrentamientos en Sararogha, de unos 90.000 habitantes, han causado la muerte de 16 "terroristas" y de un militar, mientras que otro soldado ha resultado herido, según el parte militar.

Los combates en Sararogha llegan justo un día después de que el mando militar anunciase la captura de Kaniguram, otro gran núcleo urbano de la demarcación en conflicto.

Según el comunicado, las fuerzas gubernamentales han "iniciado operaciones de rastreo" en Kaniguram tras haber asegurado "completamente" este municipio, que los militares dijeron se había convertido en refugio de hasta 1.500 combatientes uzbecos.

Con Kaniguram bajo control en uno de los frentes de batalla y las tropas luchando por Sararogha en otro, el mando militar puede encarar en breve la ofensiva contra Makeen, considerado el "nervio central" de Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), movimiento que aglutina a diversas facciones talibanes del país.

La operación por tierra y aire de Waziristán, en la que cerca de 28.000 soldados se enfrentan a unos 10.000 insurgentes, está considerada muy importante, pues a esta región pertenece la cúpula del TTP, que ha reivindicado la mayoría de los atentados terroristas que han sacudido Pakistán desde la creación del movimiento en 2007.

El inspector general de la Policía de la vecina Provincia de la Frontera del Noroeste, Malik Navid Khan, dijo hoy a los medios paquistaníes que las primeras pesquisas tras la serie de atentados registrados recientemente en la ciudad de Peshawar indican que su autoría es de grupos con base en Waziristán.

La ofensiva en Waziristán, también conocida en círculos políticos y periodísticos como "la madre de todas las batallas", se ha cobrado la vida hasta el momento de 361 integristas y 37 soldados, según cálculos militares que carecen de comprobación independiente y no incluyen a civiles.

Los combates también han provocado el desplazamiento de unas 220.000 personas desde el pasado 13 de octubre, que se suman a los 80.500 civiles que habían abandonado ya la región -de cerca de medio millón de habitantes- desde el pasado mes de junio, cuando el Ejército comenzó la "fase preparatoria" de su actual ofensiva.