Público
Público

El Ejército moviliza 2.000 soldados por la manifestación contra el Gobierno en Bangkok

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército desplegó hoy cerca de 2.000 soldados en los alrededores del Parlamento de Tailandia para prevenir incidentes violentos durante la manifestación convocada por la Alianza del Pueblo para la Democracia (APD) contra el Gobierno.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, Sansern Khaewkamnerd, advirtió de que la marcha podría tornarse violenta después de que ocho seguidores de la APD resultaran heridos este sábados en un ataque con una granada contra la sede del Ejecutivo, ocupada por los manifestantes desde el pasado 26 de agosto.

Fuentes del Hospital Ramathibodi de la capital desmintieron que una de las víctimas hubiera muerto, tal y como informaron ayer los medios de comunicación locales.

Uno de los líderes de la Alianza, Chamlong Srimuang, aseguró que su grupo abandonará las protestas si la manifestación de hoy no desemboca en la dimisión del Gobierno del primer ministro, Somchai Wongsawat.

"Será la mayor movilización de la APD para terminar con este Gobierno ilegal. Si no podemos con ellos, entonces abandonaremos y dejaremos que hagan lo que quieran con el país. Todos los de la Alianza nos iremos a casa", dijo Srimuang ante los miles de manifestantes acampados en el recinto del palacio gubernamental.

Sin embargo, los líderes de las protestas han repetido varias veces esta idea en los últimos meses, sin llevarla a cabo nunca.

Cientos de seguidores de la Alianza, ataviados con la típica camiseta amarilla, comenzaron anoche a concentrarse en la sede del Ejecutivo, situado cerca del Parlamento, para dirigirse hoy a la protesta que se celebrará este medio día en el Parlamento.

El ánimo de los manifestantes está encrespado debido a los repetidos ataques que han sufrido en la sede gubernamental durante las últimas semanas, como el que acabó con la vida de una persona e hirió a otras 23 el pasado jueves, al estallar una granada en el interior del recinto.

La APD acusó al Gobierno de estar detrás de los atentados, lo que fue desmentido por el primer ministro, quien se encuentra en la reunión de la Asociación de Países de Asia-Pacífico (APEC) en Lima.

El Ejército ha reiterado que no protagonizará un golpe de Estado militar mientras Wongsawat se encuentra en el extranjero, al igual que hizo en el 2006 cuando el entonces primer ministro, Thaksin Shinawatra asistía a una cumbre de la ONU en Nueva York.

Sin embargo, el estamento militar nunca reconoció sus intenciones en las más de 12 asonadas perpetradas en Tailandia desde 1932, año en el que adoptó la monarquía constitucional como sistema de gobierno.

El Ejecutivo ha descartado declarar el estado de excepción en la capital para evitar enfrentamientos similares a los ocurridos el pasado 7 de octubre en una manifestación de la APD frente al Parlamento.

Entonces, una persona murió y más de 400 resultaron heridas a consecuencia de unos gases lacrimógenos defectuosos lanzados por los policías antidisturbios.