Público
Público

El Ejército se refuerza para impedir el regreso de los evacuados del Mayon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército de Filipinas reforzó hoy el bloqueo de los accesos a la zona de riesgo en torno al volcán Mayon, después de que algunas familias de entre las miles que han sido evacuadas, intentaran volver a sus hogares ante una aparente merma de la actividad volcánica.

Unos 47.000 vecinos de aldeas próximas al Mayon, se encuentran en 29 centros de acogida montados en distintos lugares de la provincia de Albay, desde que el pasado 14 de diciembre el Instituto Filipino de Vulcanología alertó de que existían señales de que el volcán podía entrar en erupción en "unos días".

"Hemos aumentado el despliegue de soldados en los controles y las patrullas en el área de peligro", dijo a la prensa el capitán Razaleigh Bansawan, portavoz del destacamento militar a cargo de la vigilancia de la zona.

Renato Solidum, vulcanólogo del observatorio que supervisa la evolución del Mayon, señaló que aunque han descendido las señales visibles de actividad, en el interior del volcán aumenta la acumulación de magma, uno de los factores que pueden provocar una potente explosión.

"La actual actividad del volcán es amenazante, es probable una erupción peligrosa, por eso la gente debe permanecer fuera de la zona de riesgo", apuntó el jefe del observatorio.

El Mayon, situado a unos 360 kilómetros al sur de Manila, ha arrojado ya más 20 millones de metros cúbicos de lava por su cráter y tres aldeas situadas en las faldas del volcán están recubiertas de ceniza.

Todos los habitantes en un radio de diez kilómetros en torno al cráter fueron evacuados, aunque algunos sortean los controles para acceder a la zona y ocuparse de sus huertas.

La última erupción en 2006 no causó víctimas mortales, aunque dejó una gran acumulación de restos que luego un tifón y lluvias torrenciales convirtieron en ríos de barro que enterraron a 1.300 personas en la ciudad de Legazpi y alrededores.

De 2.462 metros de altura y conocido como "el cono perfecto", el Mayón es uno de los volcanes más activos y bellos de Filipinas y lo visitan cada año cientos de turistas.

La peor de sus 45 erupciones conocidas fue en 1814, mató a unas 1.200 personas y enterró por entero la ciudad de Cagsawa, bautizada como "la Pompeya filipina" y donde sólo se salvó la torre de la iglesia.